Menú

El alcalde de Sabadell presionó a los sindicatos para que no desvelaran su sueldo

Bustos admitió haber colocado a familiares y amigos de los jefes sindicales, y luego se lo reprochó cuando estos se rebelaron por los recortes.

LIBERTAD DIGITAL
20

Durante los últimos meses, cuando aún no había sido imputado en la Operación Mercurio, una de las principales preocupaciones del alcalde de Sabadell eran los sindicatos del Ayuntamiento. UGT, CCOO y el sindicato policial SPPME-CAT unieron sus fuerzas para protestar por los recortes, y empezaron a presionar al Ejecutivo. Una de las medidas que pensaban tomar era hacer públicos los sueldos de los altos cargos -que juzgaban abusivos-, entre ellos los de Bustos y su mujer, Montse Costa Serra, directora de Área de la alcaldía.

Según ABC, para evitarlo, Bustos hizo concesiones al sindicato policial, aunque el SPPME-CAT lo niega tajantemente. Según ha asegurado su secretario General a Libertad Digital: "Nosotros nunca hemos recibido ningún tipo de concesión" asegura Daniel Bel,  en contra de lo que afirma el diario. 

Por otro lado, Bustos habría recordado sus "favores pasados" a UGT, para convencerle de que desistiera. De hecho, existe una grabación del exalcalde en la que se queja de que "hemos colocado a todos los familiares" de los líderes de UGT "y esta actitud no la vamos a permitir".

En otra de las grabaciones Bustos confiesa al concejal de Cultura, Juan Carlos Sánchez –que ahora asume su puesto- que le había pedido a su hermano que presionara al responsable de UGT en el Ayuntamiento, Josep Antoni Pozo, para que evitara la publicación de sus salarios. Según ABC, en esta conversación, admitía haber comisionado al intendente de la Policía Municipal –imputado también- para que mantuviera una reunión secreta con el SPPM-CAT.

Según el diario, son varias las conversaciones en las que Bustos planea presiones a los sindicalistas, pero es en una mantenida con un responsable de la Federación de Municipios de Cataluña cuando de forma más explícita hace referencia al trato de favor que habría dispensado a los líderes de UGT para conseguir su apoyo. En ella, Bustos reconoce abiertamente que "hemos colocado a familiares y amigos de Pozo y Aguilera". 

Además, Bustos le aseguró a los responsables de UGT que sus familiares no se verían afectados por los recortes en las Bibliotecas públicas, una de las luchas que mantenían. En concreto, se refirió a "la pareja" del responsable de UGT: "No se va a ir a la calle", le tranquilizó. No obstante, el alcalde les advirtió de que todo dependería de su actitud: "Si me va a escupir y matar pues que me mate con razón", dijo. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios