Menú

Espaldarazo "del Gobierno y de su presidente" a Gallardón y Wert

El presidente no pudo ser más rotundo en su respaldo. ¿Dimisiones? "Ya le digo con meridiana claridad que no".

11

Los dos ministros más cuestionados de los últimos días por sus reformas, la de Educación y Justicia, recibieron el respaldo más importante que se puede esperar cuando estás en la picota; el del jefe. Mariano Rajoy negó tajante que vaya a destituir a ninguno de los dos, pero es que, además, asumió como propias las medidas planteadas, exponiendo un alto grado de conocimiento sobre ellas.

En ambos casos, el presidente utilizó como coletilla que estamos “en una situación muy difícil” y que ésta afecta “a prácticamente a todos los españoles”. Y yendo ya a la rama judicial, defendió las polémicas tasas de Alberto Ruiz Gallardón comparándolas con las de otras naciones de la Unión Europea: “En Alemania se paga el 43% y la media de los países del Consejo es el 29%”. Una respuesta muy estudiada, con la que apuntaló que en España el usuario sólo tendrá que desembolsar el 10%, siendo el Estado el que se encargue del 90% restante.

“Yo comprendo que haya gente a lo que esto no le gusta, puedo entender que haya gente que se pueda ver perjudicada”, pero también Rajoy quiso dejar una cosa muy clara: Gallardón “cuenta con el respaldo del Gobierno y de su presidente”. Un espaldarazo con el que se confirma lo que en privado se comentaba no sin insistencia, pero que hasta este viernes no había tenido rúbrica pública: “Esta no es la reforma de Gallardón, es la reforma de Rajoy”.

José Ignacio Wert tampoco se queda atrás en lo que a protestas de colectivos se refiere. Pero el titular de Educación tiene, además, la presión de Cataluña, que acomodada en el incumplimiento de las sentencias judiciales en lo referido a la lengua,  ya ha anunciado la insumisión. “Hay gente que entiende por hablar hacer lo que ellos digan”, protestó Rajoy. “Hay mucho diálogo y estamos dispuestos a buscar una fórmula que permita a la gente ejercer sus derechos individuales”, añadió.

Para el presidente, “no se va contra ninguna lengua. Todas esas cosas de que se va contra una lengua es absolutamente falso”. Aunque lo importante, a su juicio, es dar solución al fracaso electoral, y de ahí la necesidad de introducir cambios en la norma con sello del PSOE.

 En Bruselas, donde compareció ante los periodistas al término del Consejo Europeo, fue preguntado expresamente si tiene intención de prescindir del ministro: “Ya le digo con meridiana claridad que no”, zanjó, haciendo pública una palmadita en la espalda que, en privado, algunos cargos del PP ya reclamaban ante el aluvión de críticas. En los pasillos, se sigue descartando movimiento alguno en el gabinete hasta las elecciones europeas, fijadas en 2014, a no ser que circunstancias en Bruselas -se quedan puestos clave bacantes- obliguen a adelantar esta posibilidad. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation