Menú

"Los grandes pilares de nuestro compromiso electoral se llevan a buen término"

Balance del presidente en el Senado: "No se le puede pedir a nadie que arregle en tan poco tiempo el desaguisado que hemos vivido".

3

"Los grandes pilares de nuestro compromiso electoral se están llevando a buen término, aunque es verdad que hemos tomado algunas decisiones no previstas porque las circunstancias nos lo han aconsejado". Así, Mariano Rajoy hizo balance en el Senado de su primer año al frente del poder.

Durante esta semana, el presidente echa la vista atrás para rememorar los hitos y dificultades del inicio de legislatura. Lo hizo ante la cúpula de su formación en Toledo y también lo hará ante las dos Cámaras de representación y, por último, en una cena de Navidad organizada por el PP de Madrid, del que es cabeza de lista. En todos los sitios, el diagnóstico será el mismo, según sus asesores: la situación es compleja y difícil, pero el Ejecutivo está convencido de que se están sentando las bases de la recuperación.

Y de ahí que Rajoy diga ahora que los "grandes pilares" se están cumpliendo, a pesar de que mucho de lo que en su Programa Electoral hubo escrito haya quedado pasto de las llamas de la cruda realidad. Principalmente, las subidas de impuestos y la decisión de no revalorizar las pensiones conforme a la subida del IRPF. Unos ajustes que afectan y "enfadan" a los ciudadanos, y de ahí que adelante que "algunas de esas cosas, no todas, se le puede dar marcha atrás" hasta que se convoquen nuevamente elecciones generales.

El calendario que maneja el Gobierno sólo empieza a ser positivo a finales de 2013. Esto es, el inicio del próximo curso va a ser muy complicado, asomando una segunda recesión en el conjunto de la Unión Europea. Rajoy lo resumió así en la primera de las dos sesiones de control de la semana: "La situación no era fácil, hay ya datos positivos en la economía española, y espero que pronto pueda dar en esta Cámara buenas noticias", dijo ante las preguntas, primero, de Marcelino Iglesias (PSOE) y, después, de Jordi Vilajoana (CiU).

Iglesias fue especialmente duro con el presidente, más aún después del rapapolvo en la Interparlamentaria popular, en la que rememoró la herencia recibida por los socialistas. Este martes, María Dolores de Cospedal volvió a ser muy crítica con el PSOE. Ante sus quejas, Rajoy contestó: sin el agujero en las arcas, "no habría tenido que adoptar determinadas decisiones", le espetó.

De nuevo haciendo una encendida defensa de la reforma laboral, el presidente pidió tiempo para que los efectos de la recuperación se vean en la calle. "Esto no se resuelve en muy poco tiempo", llegó a decir. Y admitió su pena por el devenir nacional: "Estaré satisfecho cuando las cuentas públicas estén saneadas, cuando tengamos un menor y más razonable endeudamiento, cuando mejore la competitividad y flexibilización de la economía, cuando culmine la reestructuración financiera y cuando Europa avance y podamos financiarnos a precios razonables".

"No se le puede pedir a nadie, ni aquí ni en ningún otro lugar del mundo, que se arregle en tan poco tiempo el desaguisado que hemos vivido", remató el presidente, que este miércoles vuelve a someterse a las preguntas de la oposición, en esta ocasión en el Congreso. Además, hace balance del último y decisivo Consejo Europeo, en el que se estableció una hoja de ruta concreta para avanzar hacia un supervisor bancario único en 2014

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation