Menú

El PP da por hecho el desembarco de Basagoiti como ministro del Interior

Prácticamente todas las fuentes, incluidos ministros, coinciden: es el próximo titular de Interior. Pero la crisis de Gobierno no será inminente. 

88
Prácticamente todas las fuentes, incluidos ministros, coinciden: es el próximo titular de Interior. Pero la crisis de Gobierno no será inminente. 
El presidente recibe a Antonio Basagoiti en la Moncloa | Archivo

Antonio Basagoiti seguirá en la primera línea de la vida política tras su paso por la presidencia del PP vasco. Así, al menos, lo piensa una importante mayoría de la formación a nivel nacional. Para muchos, incluso para varios ministros, apenas caben dudas sobre cuál será su próximo destino: el Ministerio del Interior, en el cargo de máximo responsable.

Vaya por delante que todavía no suenan tambores de crisis de gobierno. De hecho, al protagonista aún nadie -ni el presidente, ni tampoco su entorno más íntimo- le ha planteado formalmente esta posibilidad. Si bien en Génova, máquina perfectamente engrasada en el arte de las quinielas políticas, ven signos claros de que el barón regional es el principal candidato a sustituir a Jorge Fernández Díaz, muy cuestionado por casos como el del etarra Bolinaga.

Pese a la estrecha relación del titular de Interior con Mariano Rajoy -formó parte de sus respectivos equipos en la época de José María Aznar-, dos miembros del Consejo de Ministros coinciden en que Basagoiti entrará en el gabinete una vez Rajoy se decida a dar el paso de remodelar su equipo. Aunque, ya advierten, no será inminente, ni tampoco en los próximos meses. A día de hoy está muy asimilada la teoría de que el presidente esperará a las elecciones europeas, en 2014, para hacer una batería de cambios de sopetón. "Vaya a hacerlo en las europeas o mañana mismo, no se lo diría a casi nadie. Si algo le disgustan son las filtraciones", inciden. Y el jefe del Ejecutivo dice, en público, que no tiene planes en este sentido.

¿Por qué Basagoiti y por qué Interior? Las fuentes consultadas desvelan que el actual ministro le llama en no pocas ocasiones para plantearle dudas en materia antiterrorista; para recibir un asesoramiento que a él le falta, afirman. El propio presidente le consulta -y toma buena nota de sus opiniones- y en la administración no le faltan amigos, empezando por la vicepresidenta. Su relación con Soraya Sáenz de Santamaría es "fantástica", coinciden las partes.

La interlocución también es muy fluida con la dirección nacional, que lo ve como "el portavoz más autorizado" en todo lo referido a ETA. Esto es, lo que él diga es la línea oficial. Así, cuando sus allegados Javier Maroto y Borja Sémper sacaron los pies del tiesto y abogaron por tender puentes con Bildu, María Dolores de Cospedal no quiso añadir ni una coma más a lo dicho por Basagoiti, que fue el encargado de desautorizarles. Para atar aún más sus vínculos con Madrid, cabe recordar que su hombre de confianza, Iñaki Oyarzábal, consiguió entrar en el núcleo duro de la dirección nacional obteniendo el cargo de secretario de Justicia, Derechos y Libertades a nivel nacional.

"No voy a dar la espantada"

Los comicios vascos supusieron un punto de inflexión, devolviendo la figura de Basagoiti a la primera plana de las conjeturas internas. Pese al fiasco electoral del 21 de octubre, muy relevante en provincias como Álava, Rajoy le pidió que aguantara al timón del partido para evitar un nuevo frente al que no podía prestar atención: "El PP vasco por su historia y por lo que está haciendo cuenta con el apoyo de la dirección nacional, y tú también lo tienes, Antonio", le dijo en la reunión a puerta cerrada del Comité Ejecutivo popular, 24 horas después. "No voy a dar la espantada", fue entonces su respuesta.

En declaraciones a este diario, el todavía líder de los populares vascos es tajante: "No estoy en eso, son enredos". De hecho, su entorno asegura que en no más de un año podría dar el salto a la empresa privada, si bien recalcan -y es reseñable- su innegable perfil político que él mismo no desmiente.

Precisamente por ese perfil, e insistiendo todas las fuentes en que "de momento, crisis de gobierno nada", la versión más extendida es la de su puesta de largo en Interior. "Se abre un capítulo muy complejo en la política antiterrorista y su conocimiento, así lo entiende el presidente, en la materia está fuera de toda duda", dice un defensor a su candidatura "natural". "Rajoy no va a dejarle ir así como así, perdería un activo que él considera muy importante", destaca esta misma fuente. De momento, el presidente dice que no está en eso. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios