Menú

La reforma local se enquista en la FEMP, de control del PP

Nuevo retraso de la reforma local. No se aprobará, en principio, hasta febrero. Siguen las negociaciones con la FEMP.

4
Nuevo retraso de la reforma local. No se aprobará, en principio, hasta febrero. Siguen las negociaciones con la FEMP.
Íñigo de la Serna, presidente del organismo de municipios | Archivo

El Gobierno vuelve a retrasar la reforma de la administración local. Aunque se aseguró que estaría lista antes de que finalizara el mes, fuentes del PP dan por hecho que no irá al Consejo de Ministros hasta febrero. Sufre así el segundo de los retrasos, toda vez Mariano Rajoy quiso tenerla lista antes de que concluyera 2012.

Desde el Ejecutivo se intentó quitar hierro al asunto, y se avanzó que este viernes será aprobada la Ley de Unidad de Mercado, según se desprende de la reunión de secretarios de Estado y subsecretarios que este miércoles presidió la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en el complejo de la Moncloa. "Tras la Unidad de Mercado irá la reforma", se asegura, sin darle más importancia a la demora.

En el partido, sin embargo, aseguran que las negociaciones en el marco de la FEMP -la Federación española de municipios y provincias, de control del PP- todavía no han finalizado. No es la primera vez que los municipios gobernados por los populares frenan el paquete de ajustes del Ejecutivo. Sin ir más lejos, tras reunirse con Rajoy, el presidente del organismo, Iñigo de la Serna, rebajó las expectativas: "Habrá que esperar a ver en qué reducción nos quedamos", afirmó, en reducción a la eliminación de concejales. También rechazó contundente que se fueran a fusionar municipios, como era intención de Hacienda en un primer momento.

Queda trabajo por hacer, insisten las fuentes. Y esto, a pesar del mandato del presidente. "Este viernes no irá, aunque no te puedo asegurar que vaya el siguiente. La cosa sigue abierta", según miembros de la mesa negociadora, que insisten en la necesidad de lograr el máximo de apoyos para que la reforma no provoque una rebelión municipal. En el boceto se sigue incluyendo la eliminación de mancomunidades, aunque el número sigue siendo un secreto.

Lo que sí se da por imposible es un pacto con el PSOE. Los cauces "están rotos" porque "por ejemplo, en el caso de los concejales, no querían ni entrar a dialogar", afirman las fuentes. Todo queda pues en casa del PP, y a la espera del pulso con De la Serna.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation