Menú

Rajoy: "Mantengo plena confianza en Ana Mato, ella lo merece"

Rajoy lanza un claro mensaje en clave interna: no quiere líos. Desde Bruselas, respalda tanto a la ministra Mato como a su número dos en Génova. 

43

En el Partido Popular llegaron a creer que Ana Mato no aguantaría y acabaría por tirar la toalla. El aluvión de informaciones sobre su presunta implicación en la trama Gürtel llegó a ser “insoportable” el jueves, cuando la ministra tuvo que ser escoltada ante una nube de periodistas que le reclamaban explicaciones. La imagen le hizo mucho daño, a pesar de que ofreció una factura negando parte de las prebendas de las que teóricamente se beneficiaba. Mientras, en el partido murmuraban su caída.

Mariano Rajoy no le había apoyado públicamente, lo que había elevado potencialmente la presión hacia Mato. Simplemente se tenía constancia de que el sábado, en el Comité Ejecutivo y un día después de conocerse la ampliación del informe de la UDEF, el presidente le animó a que aguantara, pero no existía sonido alguno. Sin embargo, tras resistir la semana más amarga de su carrera política, llegó el más inequívoco de los apoyos: “Mantengo la plena confianza en la ministra. Una de mis obligaciones es ser justo, y manteniendo mi confianza soy justo y lo merece”, zanjó en seco Rajoy.

El presidente utilizó un tono muy serio para referirse al asunto. Es de la teoría de que en los malos momentos el Gobierno, y también el partido, tiene que estar unido y apoyándose. A corto plazo descarta abordar una crisis de su gabinete. Por ello, aún insistió: “Está siendo una magnífica ministra”, y por ello “creo que soy justo” sujetándola en el cargo.

Toque de atención a Aguirre

Fue un aviso a navegantes que va mucho más allá del caso concreto de Mato, a la que por otra parte aprecia desde hace años -siempre defendió que siguiera al frente de la vicesecretaría general de Organización cuando salió a relucir el Jaguar de su exmarido, Jesús Sepúlveda-. No quiere comidillas internas ni zancadillas. El que se refiriera con términos tan contundentes al término de un Consejo Europeo clave para los intereses nacionales es ejemplo de ello. Y, en el trasfondo del mensaje, un toque de atención a Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid.

A Rajoy no le ha gustado lo que llegan a sus oídos; que pidió la dimisión de la ministra y que se quejó de la gestión de María Dolores de Cospedal, su número dos del PP, a la hora de responder al huracán Bárcenas. Sobre la secretaria general tuvo palabras de aprecio: “Es una mujer con mucho coraje, determinación, gran esfuerzo”, y por ello “tiene mi pleno y total apoyo” como líder del PP y, si cabe, como presidente de la nación.

De hecho, cabe recordar que la estrategia frente al extesorero, al que nunca cita, es de su cosecha. Tanto que se pasó del que “cada uno que aguante su vela” de la secretaria general a la orden de que había que hacer una defensa cerrada del PP en su conjunto. Con la presunta contabilidad B cada vez más cuestionada por la falta de pruebas tangibles, el presidente se negó a seguir alimentando la polémica: “Todo lo que tenía que decir ya lo hice. No voy a estar dándole vueltas a este asunto, (en el Comité Ejecutivo) expresé mis sentimientos”.

Es evidente que hablar de esa especie de medusa que todo infecta le sigue afectando. Tuvo que responder sobre el caso Bárcenas en Santiago de Chile, después en Berlín ni más ni menos que junto a Angela Merkel, y ahora en Bruselas. Para dar ejemplaridad, Rajoy insistió en la ley de transparencia ya aprobada por el Ejecutivo, y se parapetó en un aluvión de buenas palabras: “Debemos de de hacer un esfuerzo de manera continuada para que no se produzcan este tipo de comportamientos que no son grato para nadie”, afirmó.

El presidente dijo ser consciente del último barómetro del CIS, en el que se advierte de que la preocupación por la corrupción va en aumento. Pero recalcó que no abordó el asunto en sus múltiples conversaciones con sus homólogos comunitarios, según sus propias palabras. Ahora bien, lo que quiso dejar claro es que no va a aceptar la generalización de la lacra: “Concejales, diputados y personas” que trabajan de forma ejemplar y “merecen un respeto”.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation