Menú

Alonso admite que "faltaron y fallaron controles" contra los corruptos

El portavoz del Grupo hace autocrítica y admite que se "relajó la exigencia ética". Rajoy no menta al extesorero en el debate. 

1
El portavoz del Grupo hace autocrítica y admite que se "relajó la exigencia ética". Rajoy no menta al extesorero en el debate. 
Alfonso Alonso, con la vicepresidenta, en una imagen de archivo.

El Gobierno y el partido que le sustenta creen que salen reforzados del Debate sobre el estado de la Nación. Un "impulso" para emprender el nuevo paquete de reformas, frente a un líder de la oposición "noqueado" y al que "ya le esperan los lobos en su casa", en voz de un ministro. Pero, pese a todo, se dicen conscientes de que el "problema" Bárcenas no se ha diluido, y que puede volver a traer quebraderos de cabeza internos.

Mariano Rajoy no mentó al que fuera tesorero de la formación hasta 2009 en ningún momento de las once horas de rifirrafe parlamentario. Reiteró una y otra vez las medidas contra la corrupción planteadas, y que ahora serán negociadas con el resto de formaciones políticas con la máxima de llegar a un pacto de Estado que, hoy por hoy, se ve años luz. Y, aunque admitió actitudes ilícitas, reiteró que las instituciones están "sanas" y el sistema funciona.

La única que vez que entró en harina fue cuándo desde el PNV se le abordó, en concreto, por la relación laboral del PP con Luis Bárcenas y Jesús Merino, exmarido de Ana Mato. El presidente no se refirió a ellos por su nombre, pero no rehuyó la cuestión: "Hace años que no asumen ningún tipo de responsabilidad -en el partido-. Eso es actitud y no pose", contestó.

En efecto, Bárcenas dejó de ser responsable de las cuentas del partido y senador en 2009, mismo año en el que Sepúlveda abandona la alcaldía de Pozuelo en pleno escándalo por el caso Gürtel. Sin embargo, Génova no despide al exregidor hasta hace poco más de una semana, y un sector del PP sospecha que el extesorero siguió trabajando para las siglas en la sombra, a tenor de los pagos efectuados a la Seguridad Social, hasta diciembre de 2012.

Ante el malestar en la calle y la constatación de mala praxis, Alfonso Alonso utilizó su turno de intervención en el pleno para admitir que "faltaron y fallaron controles". Cabe recordar que, con independencia de la supuesta financiación irregular de la que tan sólo existen sospechas, Bárcenas amansó 22 millones de euros en una cuenta de Suiza. "Se relajó la exigencia ética", admitió el portavoz del Grupo Popular, también miembro de la dirección nacional.

Pese a todo, el Ejecutivo insistió en la "potencia" de sus medidas contra la corrupción, que incluye la vía penal. "Tengo que decirlo con toda firmeza. No es verdad que en España haya un estado generalizado de corrupción. Eso es una insidia. Ni España es la nación más corrupta, ni todos los políticos son corruptos, ni nos hundimos por culpa de la corrupción", quiso enfatizar Rajoy durante las dos jornadas de discusión política. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation