Menú

Cospedal: Bárcenas se benefició de una "indemnización en diferido"

Cospedal recuerda el congreso de Sevilla, del que salió fortalecida, y dice que "siempre responderá". Niega que Rajoy acepte "chantajes" de Bárcenas.

37

"Soy secretaria general de mi partido y, con mucho gusto, responderé a todas las preguntas que sean de mi partido ahora y siempre que tenga una responsabilidad". Un año después del congreso de Sevilla, en el que consiguió un poder indiscutible en el PP entre otras cuestiones por su respuesta al caso Gürtel, María Dolores de Cospedal volvió a cargar sobre su espalda la responsabilidad de dar la cara, en exclusiva, sobre el caso Bárcenas.

Hasta 2009, Luis Bárcenas era un hombre de la casa, y de la máxima confianza de Mariano Rajoy. En abril de 2010, "dejó de tener ninguna relación laboral ni servicio alguno con el PP". Ésta es la versión oficial, inamovible, sobre los vínculos con el extesorero descubierto el pastel de la corrupción. La explicación del PP sobre el proceder de su marcha, sin adornos, es la siguiente: "Recibió una indemnización fracturada, en diferido, hasta diciembre de 2012. También se acordó por las partes los pagos a la Seguridad Social y las retenciones de IRPF. Una "simulación" de "retribución".

Esto es, en voz de Cospedal, "esta persona, desde hace ya mucho, no tiene vinculación con el PP ni como tesorero ni como senador". Tirando más del hilo, fuentes del aparato aseguran que a Bárcenas se le negó la posibilidad de reingreso una vez dejó el acta de parlamentario, pero a cambio se le quiso beneficiar con la salida "más positiva". De ahí que, en paralelo, se le permitiera acumular documentación en una sala de Génova -no era un despacho-, acudir a la sede siempre que quisiera y que una persona estuviera al tanto de las llamadas o correspondencia que pudiera recibir.

Un trato de favor a quién amansó 22 millones en Suiza que, según algunas informaciones y voces del propio PP, se trataba en realidad de una especie de contrato en la sombra. Extremo que de forma alta y clara rechazó Cospedal en reiteradas ocasiones: "La indemnización que se pactó fue en diferido, en forma de simulación. No había nada que ocultar, y por eso se hizo con toda naturalidad".

Oficialmente se insiste en que no se incumplió la ley. Las dudas se centran en el pago a la Seguridad Social. "Los servicios jurídicos entendieron que era válido y, por lo tanto, así se hizo en su día. Hoy sería distinto, pero no anteriormente", contestó Cospedal. La número dos del PP sabía que, una vez más, Bárcenas lo iba a monopolizar todo, y por ello sacó el tema antes del turno de preguntas. "Con toda tranquilidad, la controversia la tendrán ustedes", llegó a decir.

La secretaria general, que siempre ha liderado una línea de acción muy dura contra los corruptos de puertas para adentro, insistió una y otra vez que Bárcenas, al que no mentó, "no trabajaba para el PP, como todo el mundo sabe".

Rajoy "no acepta chantajes"

Si bien, su frase más contundente llegó con la pregunta de si todo se debe a un "chantaje" del extesorero a Rajoy: "Este partido no acepta chantajes, el presidente del Gobierno y de mi partido no acepta chantajes. De ninguna de las maneras", fueron sus palabras. Lo que no negó es que estuvieran sufriendo esa presión: "Cuando alguien hace un chantaje es porque tiene algo para hacerlo", si bien "mi partido está muy tranquilo, el presidente está muy tranquilo" porque no existen tales condiciones.

En privado, tanto miembros del Gobierno como del PP hablan abiertamente desde hace días de un "chantaje insoportable". Si bien, a renglón seguido, el círculo más próximo a Rajoy recalca que jamás caerían en esa "trampa". Cospedal apuntó muy fino en este sentido al afirmar que la Fiscalía ahora no sufre presiones para recalcar que, independientemente de todo ello, la Justicia investigaría sin interferencias.

Esta semana, la acción judicial del PP

Sobre la respuesta del PP por la vía judicial, la número dos de los populares, tras reunir al Comité de Dirección, anunció que esta misma semana estará lista. De igual forma, a título individual, otros cargos en activo, como Javier Arenas o Jaime Mayor Oreja, o del pasado, como Rodrigo Rato, también irán a los tribunales en horas. Dejó en el aire que Rajoy lo vaya hacer, toda vez las fuentes consultadas avanzan que "lo más seguro es que quede representado con la demanda/querella del partido".

Un partido que volvió a dejar en evidencia, ya sin micrófonos encendidos, las fricciones que el caso ha provocado con el Gobierno. Para intentar evitar esa imagen de división, Cospedal habló de "muchos encuentros" con el Ejecutivo "donde se han podido explicar la actividad del Gobierno de primera mano". Aunque también recordó el cónclave de Sevilla, la "nueva" dirección surgida, y las responsabilidades cosechadas en el mismo. En Moncloa, todavía duele que el pasado viernes no se convocara una rueda de prensa en Génova "de parapeto".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco