Menú

El miedo a lo que "esté por llegar" se instala en el PP

Génova niega que existiera doble financiación. El cansancio hace mella, mientras la crisis aumenta: "Entendería que haya gente nerviosa".  

57
Génova niega que existiera doble financiación. El cansancio hace mella, mientras la crisis aumenta: "Entendería que haya gente nerviosa".  

"En el PP no se pagan cantidades que no se hayan contabilizado o de forma opaca", proclamó Mariano Rajoy en el extraordinario Comité Ejecutivo del dos de febrero. "Nunca he recibido ni repartido dinero negro, ni en este partido ni en ninguna parte. Es falso todo lo que se ha dicho", recalcó en primera persona. Una versión que, pese a la decisión del juez Ruz de investigar la supuesta doble contabilidad, sigue inamovible.

El cansancio hizo mella en las estructuras de Génova. Acumulan más de un mes de días frenéticos, con pocas horas de sueño. Las lagunas en la demanda contra El País y el "autor" de los papeles provocaron una nueva jornada de locos en la víspera, con llamadas hasta bien entrada la noche. El paso de la Audiencia Nacional fue la gota que colmó el vaso: "¿Qué quieres que te diga? Que investigue. Nosotros no podemos interferir ni intentar presionar a la Justicia", respondió con hastío un portavoz autorizado. La consigna repartida a los cargos fue precisamente esa: "No valoramos las decisiones judiciales". Si bien se recalcó que "el hecho de que se abra una investigación, no significa que se haya cometido irregularidad alguna".

Oficialmente, nadie dio por válida la sospecha de una financiación opaca. "No se puede dudar de que el uso que ha hecho de su dinero el PP es legal y no podemos tolerar que se ponga en cuestión que las retribuciones se hacen con arreglo a la ley", resumió Carlos Floriano sólo horas antes de que Ruz entrara en escena. "El presidente ha dicho que no ha habido financiación B. La tesorera, después de una auditoría interna, tampoco. Todo está acreditado y quedará demostrado", corroboró una fuente de la dirección.

Los barones del PP: "Más explicaciones"

Sin embargo, en el PP cunde una sensación de cierto terror ante "lo que esté por llegar" -expresión coincidente en boca de varios dirigentes-, amén del agotamiento por tantas y largas jornadas de tensión. Luis Bárcenas estuvo "toda una vida" al frente de las cuentas, ponen como base. "Prácticamente todos han tratado con él, salvo quienes llegamos en el Congreso de Valencia", recuerda un dirigente de la remesa de 2008. "Yo no sé si se ha hecho algo ilegal o no, pero es evidente que Bárcenas cuenta con mucha información y entendería que haya gente que esté nerviosa", añade.

Visto el desarrollo de los acontecimientos, los barones del PP hacen dos reclamaciones al presidente. Primero, "dar todas las explicaciones" con "transparencia absoluta" porque, en caso contrario, "nos podría arrastrar a todos". Segundo, "aguantar" a pesar del durísimo azote. "Se están escribiendo y diciendo muchas cosas, hay que mantener la cabeza fría y respirar. La situación es muy difícil y complicada de gestionar", coincidieron varios líderes consultados.

Génova no enseña la demanda

La bomba de la Audiencia Nacional desplazó el lío generado por las tan anunciadas acciones judiciales. Ante las dudas, el PP puso empeño en intentar aclarar que Bárcenas está "codemandado". Así consta en la página número 60 del escrito: "Demanda de juicio frente a la editora de El País y el autor de los falsos papeles, que según el periódico, es Luis Bárcenas", explicó Floriano.

Se admite, en todo caso, que no se le demanda "directamente", pero lo justifican en que él ha negado que sea el autor de los papeles ante la Fiscalía Anticorrupción. "Queremos que en sede judicial diga que no son suyos", argumentó el número tres del PP en RNE, no queriendo asumir su autoría: "No lo sé, no lo sé, ésa es la cuestión que está por dilucidar".

En privado, se reconoce lo "difusa" de la nota con la que se anunció el paso judicial, si bien "los abogados nos dicen que Bárcenas está demandado, aunque no sea directamente". En todo caso, la dirección nacional se resistió a entregar la demanda en sí a los medios de comunicación. "Son ordenes de arriba", se contestó explícitamente.

Rajoy se mantiene al margen

El Gobierno, en paralelo, trabaja para intentar recuperar la iniciativa en un contexto de parálisis. "Estamos haciendo cosas, pero a los periodistas sólo le interesa una cosa. Así es muy difícil". El presidente, que en la sombra participa en la respuesta al caso, arropará a María Dolores de Cospedal el próximo lunes en un desayuno informativo, y el viernes protagonizará una rueda de prensa en Bruselas. Se busca la fórmula de que su estancia en la capital comunitaria no quede manchada, por segunda vez, por Bárcenas, pero confiesan que parece difícil.

"Sigue inasequible al desaliento", definió a Rajoy un interlocutor directo. Su intención es que el partido asuma el coste de la crisis. El lunes, agradecerá a la secretaria general su esfuerzo, respaldará su gestión y le apuntalará en el cargo a ojos de todos, tras una semana en la que la brecha interna se ha hecho más evidente que nunca. Mientras, "él seguirá gobernando", corroboran varias fuentes. "Como el que oye llover", radiografió un alto cargo. "Este es un tema del partido, nosotros lo que tenemos que hacer es sacar a España de la crisis", se dice en Moncloa.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation