Menú

Soraya Rodríguez culpa al Gobierno de muertes en los hospitales

Para el PP, Soraya Rodríguez sobrepasó "todos los límites". "¿Pero quién se cree que para jugar así con la salud de la gente?", le espetó. 

19

La vicepresidenta le tuvo que recordar a Soraya Rodríguez que "no todo vale en política" después de que ésta acusara al Gobierno, en sesión plenaria, de "jugar" con la salud de los españoles. Una durísima acusación que justificó en un informe de la UGT según el cual se podrían haber evitado 2.400 muertes en la Comunidad Valenciana si no se hubieran privatizado hospitales.

El estruendo se apoderó entonces en la bancada popular, hasta el punto de que Jesús Posada, presidente de la Cámara, tuvo que llamar al orden para que Rodríguez continuara. "Ha sobrepasado todos los límites, esto es inadmisible", se decían cargos populares, definiéndose "escandalizados". La tensión parlamentaria entre las Sorayas parece no tener límites, y va a más cada semana.

Con el supuesto informe de la UGT como base, la portavoz socialista le espetó a Soraya Sáenz de Santamaría si "de verdad no la ha conmovido", para responderse a continuación a sí misma con un "no". "¿Pero quién se cree que son ustedes para jugar así con la salud de la gente? No se lo vamos a permitir", elevó el tono Rodríguez, que se quejó de la "absurda noticia" de que no habrá subvenciones para trasplantes y donaciones a aquellas comunidades que incumplan los objetivos de déficit, informa EFE.

La vicepresidenta, y portavoz del Ejecutivo, le puso en contexto. Las reformas en marcha, enfatizó, tienen por objeto "garantizar la sostenibilidad" de los servicios públicos. Para que "tengan futuro", recalcó, son necesarias unas cuentas públicas saneadas. "No se pueden financiar continuamente con déficit ni de prestado", argumentó. Así, entre 2008 y 2009, el Gobierno socialista permitió que los ingresos bajaran 60.000 millones de euros, ni más ni menos.

Una "temeridad", resumió Sáenz de Santamaría, ante la que hubo que "tomar medidas". "El peor enemigo de los servicios públicos es la demagogia. Prometer desde la oposición lo que no ha sido capaz de hacer en el Gobierno y, encima, no explicar a los ciudadanos con qué recursos se va a pagar", remató la vicepresidenta.

Rodríguez aún quería más guerra en la réplica. "¿No le da vergüenza haber mandado las previsiones de modificación del recorte de las pensiones parciales en noviembre y traerlo por un decreto-ley, no le da vergüenza de verdad?", le espetó. En su opinión, la última decisión del Ejecutivo sobre las pensiones hace "saltar por los aires" el Pacto de Toledo.

Sáenz de Santamaría volvió a hacer memoria: fue José Luis Rodríguez Zapatero el que alargó la edad de jubilación hasta los 67 años. Por lo que, "parece mentira que yo tenga que explicar que es bueno que se siga trabajando hasta los 61 o los 63 años", ironizó. "Ya sé que es mucho pedir coherencia a un grupo que congeló las pensiones, actualización cero, y ahora recurre al Tribunal Constitucional una actualización del dos por ciento", remató la vicepresidenta.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios