Menú

El Gobierno ya negoció con Bruselas el cambio del déficit autonómico

Moncloa asegura que ha negociado con Bruselas la modificación del objetivo de déficit para las CCAA. En todo caso, "el compromiso de España es firme".

3
Moncloa asegura que ha negociado con Bruselas la modificación del objetivo de déficit para las CCAA. En todo caso, "el compromiso de España es firme".
La vicepresidenta responde, junto a los ministros Wert y Guindos | Moncloa

El Gobierno insiste en que nada se ha dejado al azar. Si ahora se abre la puerta a objetivos de déficit diferentes para cada región es porque, previamente, se han estudiado todas las variables y se ha negociado con Bruselas. Tanto es así que, según las fuentes consultadas, las instituciones comunitarias ya le han dicho que en abril concederán tiempo extra a España para poner sus cuentas en orden, elevando ese 4,5% del PIB fijado aún oficialmente.

Una flexibilización que, argumentan, el Ejecutivo ha decidido a trasladar a las regiones con problemas. "Han hecho un esfuerzo muy importante de consolidación fiscal en el que muchos no creían", enfatizó Soraya Sáenz de Santamaría, que recalcó que, en ningún caso, se pone en duda "el compromiso" con la senda marcada. Otra cosa es que se haga en el tiempo establecido, "imposible" de cumplir "en un marco de recesión como el actual", aseveran desde el Ministerio de Economía.

Un pacto con Bruselas, todavía privado, que ha favorecido el deshielo de las relaciones entre el Gobierno y Cataluña. El gabinete "siempre ha mantenido una posición de diálogo", no se cansó de repetir la vicepresidenta después de que, en la víspera, Duran Lleida afirmara que es necesario acercar posturas. "Agradezco esa disposición que indudablemente el Gobierno aprovechará", reiteró la vicepresidenta.

Un acercamiento con todas las prudencias del mundo, advierten. Para empezar, por lo "camaleónico" del hombre de Artur Mas en Madrid. "Depende de dónde esté dice una cosa y la contraria. O depende del momento", afirman. Después, porque todavía se dan gestos de manifiesta agresividad política, como el hecho de que Cataluña anuncie que reforzará sus embajadas pese al rechazo de Madrid. Y, para rematar, porque CiU no ha dado "signos claros" de que pretenda aparcar su calendario secesionista, que le obligaría a romper con ERC.

"Los pactos marcan las prioridades", dejó en evidencia la propia Sáenz de Santamaría, en relación a los equilibrios políticos de la Generalidad. "Esperemos que en esa fijación de prioridades haya una reflexión sobre la necesidad de trabajar todos juntos frente a otras posiciones que al final acaban dividiendo las partes", añadió siendo más clara todavía. Para Moncloa, es "fundamental" que ERC no sea la que marque la agenda.

La reunión Rajoy-Mas, ¿discreta?

De lo que aún nada se sabe es del tan anunciado como retrasado despacho entre Mariano Rajoy y Mas. Desde la Generalidad insisten una y otra vez en que dicho encuentro debería ser alejado de la presión mediática, completamente secreto. Un portavoz de la Moncloa descartó pronunciarse, e insistió en que no hay fecha fijada por ambos equipos. Esto es, ya no se rechaza de forma tajante que la cita sea discreta, en contra de lo ocurrido con el resto de presidentes regionales.

En todo caso, desde el Ejecutivo se felicitaron por que el barón autonómico se haya centrado "en las cosas del comer" y no "en cosas que no interesan a nadie", en voz de un ministros. "Sabe que necesita al Estado para pagar las facturas, para que el sistema allí no se hunda", se argumenta. Si bien, a pesar de este aparente acercamiento, no pocos temen en el gabinete que con la cercanía de las elecciones o del calendario independentista fijado, más aún si la relación con ERC continúa, la cosa se acabe torciendo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation