Menú

Aznar reclama a los liberales "perder el miedo a decir lo que pensamos"

En Argentina, junto a Aguirre, hizo una dura crítica al populismo, y reclamó a quienes comparten su ideología que no se escondan. 

58
En Argentina, junto a Aguirre, hizo una dura crítica al populismo, y reclamó a quienes comparten su ideología que no se escondan. 
José María Aznar, en una imagen de archivo

"Debemos presentarnos abiertamente como lo que somos: defensores de la libertad, de la democracia y del progreso real de las sociedades. Esa tríada que forman la libertad, la democracia y el crecimiento económicos es la mejor prueba de que las viejas ideologías que pretendían forzarnos a escoger entre libertad y prosperidad y que jugaban con la democracia a su capricho son falsas". Con este análisis, y una vez más, José María Aznar intentó acabar con los clichés imperantes y rechazar tajante que "no hay oposición entre libertad y prosperidad, no hay oposición entre justicia social y seguridad jurídica y no hay oposición entre el desarrollo del bienestar y el respeto a la ley".

La ciudad argentina de Rosario se está convirtiendo en altavoz del discurso liberal sin medias tintas. Sin ir más lejos, la intervención de Aznar en la Fundación Libertad vino precedida por la de Esperanza Aguirre, que proclamó que "de las crisis no se sale subiendo impuestos, sino bajándolos", en una enmienda a la totalidad de la política económica emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Aznar, sin meterse en tantos charcos, parecía estar pensando en la recién fallecida Margaret Thatcher -sobre la que ya escribió en este diario- al defender con vehemencia el liberalismo como "la normalidad institucional, el respeto a las normas y la defensa de la democracia". La corriente ideológica de "las clases medias", como no se cansa de repetir, y que busca "su expansión".

En este sentido, puso como ejemplo el desarrollo de América Latina. Pero advirtió del populismo, que empieza a extenderse en algunas naciones: "La gran amenaza actual a la libertad, transforma la democracia en otra cosa de apariencia externa semejante, pero de contenido completamente distinto. Convierte la democracia en una cáscara vacía". Su diagnóstico fue especialmente duro en este sentido, más aún teniendo en cuenta de que se encontraba en Argentina: "Se conserva la apariencia de una elección democrática, pero se olvida que además se han de respetar las normas, que debe preservarse el pluralismo, que no se puede amenazar a los medios, que los jueces tienen que ser independientes".

En opinión del expresidente, el populismo es todo lo contrario a liberalismo, ya que "lamina las clases medias, y al hacerlo pone en riesgo la democracia y el Estado de bienestar". Hay que perder "el miedo a decir lo que pensamos y a hacer lo que creemos; no dejarnos adelantar por la copia cuando somos el original, y ofrecer más y mejor progreso a nuestras sociedades que el que podrán ofrecer nunca quienes nos imitan", en palabras de Aznar.

Su única referencia expresa a la situación española fue para recordar los tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero: "Nada garantiza que la izquierda no vaya a volver por donde solía. En España sabemos bien lo que eso significa. Los españoles estamos trabajando duramente por superar las consecuencias económicas, políticas y sociales que dejó un Gobierno de izquierda". Si bien, lanzó un mensaje optimista, marca de la casa cada vez que viaja al extranjero, al afirmar que "España está, y va a seguir estando" y que "conseguirá" salir de la crisis.

Según informó FAES a través de un comunicado, a los actos del XXV Aniversario de la Fundación Libertad asisten más de 150 invitados internacionales, entre otros, el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa o los expresidentes de Uruguay, Luis Alberto Lacalle, y Bolivia, Jorge Quiroga. Desde España también acudieron, además de Aguirre, los populares Carlos Floriano y Jaime Mayor Oreja

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation