Menú

El PP se tapa los oídos en público mientras se lamenta en privado

Rajoy hablará ante los suyos y en el Congreso la próxima semana. Mientras, los barones callan y las quejas se multiplican en privado.

47
Rajoy hablará ante los suyos y en el Congreso la próxima semana. Mientras, los barones callan y las quejas se multiplican en privado.
El Comité Ejecutivo del PP se reunirá el próximo lunes.

Ocurre estos días, desde el aciago Consejo de Ministros del viernes 26, que el PP se ha convertido en una formación con dos voces, una pública y otra privada. A micrófono abierto, los portavoces que están dando la cara rechazan desmoralización en sus filas y se sitúan al lado del líder: "Mariano Rajoy es el mejor presidente posible", según Carlos Floriano. Pero, en los pasillos, el llanto continúa porque el Gobierno "se tapa los oídos" ante las quejas por la falta de reformas.

Escuchando en directo a Alfonso Alonso, encargado de defender este martes "el camino" emprendido por el Ejecutivo, un desencantado cargo popular afirmaba a través de mensaje de texto: "¡Nos toma por tontos! Dice que estamos recortando gasto público, que están adelgazando la administración pública. Lo que tienen es que decir menos y hacer más". Una crítica que se extiende a otros sectores, como pudo comprobar el propio Rajoy en la víspera, que aguantó como pudo el rapapolvo que le dedicaron los empresarios en la asamblea anual del Instituto de Empresa Familia (IEF).

Encuestas "terribles" para el PP

Gobierno y PP dicen que "escuchan" las quejas, pero se reafirman en la senda. "El Gobierno, además de perseverar, ha tratado de repartir los costes de la crisis, que los ha habido, de la manera más justa y equilibrada", afirmó Alonso, tratando de recuperar el cariño ciudadano. Las encuestas en manos del Ejecutivo son "terribles" para sus intereses, reconoce un ministro. "Sabíamos que estos iba a ser duro, pero no tanto. Estamos en niveles preocupantes en intención de voto", radiografía. Si bien, añade: "Todos sabéis como es Rajoy. En los momentos de presión, aguanta y espera".

A pesar de ello, a pesar de ese calificativo de hombre frío, el Gobierno intenta tras la oleada de quejas dar la impresión de que se mueve. Así, a través de comunicado oficial, anunció que ya ha entregado a la Comisión Europea el Programa Nacional de Reformas para 2013, con medidas dirigidas "a que la economía española gane en eficiencia, flexibilidad y capacidad de competir". Fuentes gubernamentales avanzan que "se aprobarán más de las anunciadas el viernes", intentando recuperar ese impulso. Además, se confirmó que el próximo día 8, Rajoy comparecerá en el Congreso de los Diputados y un día antes contestará a las preguntas de la oposición en el Senado.

El silencio de los barones del PP

Mientras, y es llamativo a tenor de la dureza de las críticas, las baronías territoriales guardan silencio. También se critica que el lunes no compareciera María Dolores de Cospedal. "Que la secretaria general del partido no apoye a Rajoy en estos momentos da muestra de lo poco que se quieren quemar quienes están a su alrededor", opina un diputado popular. El próximo lunes se ha convocado un Comité Ejecutivo -presidido por Rajoy- para dar una imagen de unidad, que se encargan por vías oficiales de reseñar que "de extraordinario no tiene nada, porque tocaba hacerlo". Habrá que comprobar cuántos presidentes regionales acuden a la cita, después de la última espantada, en la que hicieron prevalecer las agendas domésticas.

Hasta entonces, la ola de desencanto a nivel interno se hace cada día que pasa más grande: "No se dan cuenta de que estamos dando la imagen de un Gobierno hundido. No vale con pedir paciencia, tenemos que hacer reformas. La gente ya se ríe cuando escucha a la vicepresidenta decir que van a reformar la administración. Hasta a nosotros nos avergüenza".

El entorno del presidente ve "injusto" tanto ataque, siempre "amparado en el off the record" y, se quejan, "alimentado por los medios de comunicación". Pero los empresarios sí lo hicieron a micrófono abierto, le recordaron a Alonso en rueda de prensa: "Yo respeto la opinión de todos. Oí a Entrecanales -presidente de Acciona- y a otros empresarios", dijo, para añadir que entiende "que nos les gustara mucho" la subida de tributos si bien la crisis "tiene un coste y hay que repartirlo".

Pacto de Estado

En cuanto a las voces que hoy reclaman un pacto de Estado, en el Gobierno lo entienden como un brindis al sol y un intento de conseguir rédito electoral. "El PSOE rechaza compartir el coste de salir de la crisis", dijo Rajoy. Y éste es el sentimiento más extendido en el gabinete. "Que no se engañe nadie, el PSOE no tiene receta. O lo hacemos nosotros o no lo hará nadie", afirmó un ministro que recordó lo hecho por Rajoy en el último año. La prima de riesgo, destacó, se mantiene estable "e incluso baja" mientras los periódicos "se llenan de críticas" hacia la política económica del Ejecutivo.

En las estructuras del PP la situación de los mercados ya no calma el desasosiego, que -afirman- continuará a la espera de que hable el líder: "¿Qué espero que nos diga Rajoy? Que de verdad se tomen medidas. Que volvamos a nuestro programa electoral. Que les digamos a los españoles que los políticos vamos a ser los primeros en ajustarnos el cinturón. Que se haga una reforma de la administración de verdad, sin medias tintas".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation