Menú

Rajoy se enfrenta a una histórica fuga de barones

Terremoto interno. Varios barones, algunos en el poder, deslizan a Génova su intención de marcharse. Los populares preparan la maquinaria electoral.

121
Terremoto interno. Varios barones, algunos en el poder, deslizan a Génova su intención de marcharse. Los populares preparan la maquinaria electoral.
Castilla y León, La Rioja, Murcia, Navarra y Andalucía, entre otros

Mariano Rajoy se enfrenta a un auténtico terremoto interno en sus baronías. Tanto que veteranos del partido tachan de “histórico” el cambio de nombres y apellidos que el partido tendrá que llevar a cabo, si nada cambia, de cara a las elecciones de 2015. Por distintos cauces, tres presidentes regionales ya han transmitido su decisión de no repetir a la reelección. Otros dos líderes sin cartera amagan con la retirada, y las plazas como las de Madrid y País Vasco no están lo suficientemente atadas.

Éste es el panorama con el que trabaja la dirección nacional del PP, que ya engrasa la maquinaria y se prepara para unos comicios que, tras las europeas, “estarán a la vuelta de la esquina”. El adiós que más preocupa es el de los barones con más solera, que han ganado comodamente en las urnas, y que tratan de tú a tú con sus electores. Se trata de Juan Vicente Herrera (Castilla y León), Pedro Sanz (La Rioja) y Ramón Luis Valcárcel (Región de Murcia).

Sus perfiles son muy concretos, destacan: “Les votaban a ellos por encima de al PP y ahora tendremos que solucionarlo”, explican las fuentes consultadas. Según diputados de estas regiones, sus presidentes han sido siempre “muy personalistas” y sus figuras “conocidísimas”. Ése remplazo es complicado. Así, por ejemplo, en La Rioja se habla de Cuca Gamarra, alcaldesa de Logroño, como sustituta de Sanz. O Miguel Ángel Cámara, regidor de la ciudad de Murcia, como recambio de Valcárcel.

Precisamente, el destino del barón murciano parece ser uno de los más claros, y Génova da por hecho su desembarco en Bruselas como eurodiputado, como avanzó ABC. Actualmente, Valcárcel ya es presidente del Comité de la Regiones (CDR), lo que le hace tener una voz destacada en las instituciones comunitarias.

La Comunidad de Madrid también está en la picota. Aunque Ignacio González cuenta con el respaldo de María Dolores de Cospedal -tienen una relación que va más allá de la política- y su relación con Soraya Sáenz de Santamaría no es mala, su nombre sigue en cuarentena. Sus enfrentamientos con el presidente hace no tanto son conocidos; de hecho, le llegó expulsar del Comité Ejecutivo aunque ya ha sido readmitido. “Cuando llegue el momento lo veremos” si bien “en principio sí me presentaré”, contestó el protagonista, que siempre calcula sus respuestas para intentar ganarse la confianza del líder.

Andalucía, la plaza que más preocupa

En un segundo escalón están aquellas baronías sin poder institucional. Varias de ellas también afrontarán procesos de renovación en sus estructuras de poder. El caso más delicado es el de Andalucía. Varios cargos de la formación aseguran que Juan Ignacio Zoido no ha logrado tomar el timón, tras la marcha traumática de Javier Arenas. Provincias como Málaga rebaten constantemente sus decisiones, y le acusan de pensar sólo en Sevilla, ciudad de la que es alcalde. Él mismo ha dicho públicamente que tal vez no sea candidato regional.

Zoido es el elegido de la secretaria general, que ve como la situación en esta región clave está descontrolada. Las encuestas desvelan que el PSOE no sufre desgaste a pesar de gobernar con el apoyo de Izquierda Unida y del escándalo de los ERE. Y, lo peor, nadie acaba de vislumbrar un candidato ideal, toda vez el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, provoca algunos recelos internos.

En Navarra la cosa tampoco funciona. Cospedal eligió como sustituto del ahora denostado Santiago Cervera a un desconocido Enrique Martín. Eso fue en mayo de 2012 y, un año después, sigue sin controlar las riendas de un partido que, dicen en Génova, está en manos de su número dos, Eloy Villanueva. Las fuentes consultadas afirman ser conscientes de que “la cosa no funciona”.

Las Islas Canarias también son un problema. “Hoy no tenemos candidato”, admiten oficialmente. Si bien, recalcan, “nuestro presidente sigue siendo” José Manuel Soria, ministro de Industria. “Es evidente que no puede ser ministro y candidato. Si preguntas aquí en Canarias todos te dirán lo mismo: tiene que ser Soria. Pero Madrid es otro mundo”, argumenta uno de sus asesores en conversación informal. Diputados de la región creen que prescindir del hoy ministro provocaría un cisma interno que repercutiría en las urnas.

Quiroga en el País Vasco

Por último, está el caso del País Vasco. Este mismo martes, y no sin controversia, Arantza Quiroga fue designada presidenta como recambio de Antonio Basagoiti. La dirección nacional apuesta por ella como candidata, pero en Moncloa hablan de “transición” y piden paciencia para comprobar cómo marcha la cosa. Además, están quienes, como Santiago Abascal, instan a un congreso abierto para que los militantes puedan decidir bajo la fórmula de un militante, un voto.

Una auténtica bomba de relojería que necesitará, ya advierten, de mucha negociación. Y que, sin hacer ruido, hay quienes reclaman que se haga sin demora. “Nos jugamos mucho”, destacan todas las fuentes consultadas. Algunas voces se declaran a favor de que los sustitutos sean proclamados lo antes posible, aunque otros entienden que promocionarlos ahora les quemaría a tenor de la crudeza de la crisis. Rajoy, desvelan varios interlocutores directos, está muy pendiente de las cuestiones de partido. “No os podéis hacer una idea de ello”, apuntan. Y será él quien tome la última decisión sobre la augurada espantada de históricos, algunos de ellos compañeros de batallas durante años.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios