Menú

Los tres sistemas de retribución que reconoce el PP en su auditoría

La auditoría interna del PP recoge tres sistemas de pago. Según la dirección, las declaraciones ante el juez sólo confirman su legalidad.

9
María Dolores de Cospedal, en la sede nacional del PP.

Judicialmente, la dirección nacional de los populares se muestra convencida de que el caso de los papeles no tiene recorrido. Así se los transmiten sus abogados, y de ahí se desprende la tranquilidad en el "fondo" a pesar de la "indignación" por la nueva sacudida mediática. Para el PP, la declaración de Pío García Escudero y otros cargos sólo confirman "la legalidad de las retribuciones".

La información aportada por Génova sobre las remuneraciones internas va "desde el año 1995 en adelante". Según fuentes del partido, no existe documentación previa, y añaden que es a partir del 95 "cuando el partido empieza a percibir cantidades económicas sustanciosas". Y desde entonces hasta ahora se centra la auditoría interna elaborada por Carmen Navarro, la actual tesorera, y que fue presentada en el Comité Ejecutivo extraordinario del pasado dos de febrero.

En ese informe, se asegura que los pagos se han hecho "mediante transferencias bancarias" a través de tres sistemas concretos:

  1. Los que reciben su retribución íntegramente del Partido y no reciben ninguna otra como consecuencia de su pertenencia a algún órgano del Estado y tienen la consideración de empleados del partido con un salario ordinario con su correspondiente cotización a la Seguridad Social y retención de IRPF.
  2. Los que no tienen la consideración de empleados del partido pero que, como consecuencia de su dedicación a los órganos de gobierno y dirección del partido reciben un complemento que se abona en concepto de "gastos de representación" y tiene su correspondiente retención de IRPF. Dichas cantidades están homologadas en función de la responsabilidad que desempeñan.
  3. Los cargos del partido que, ejerciendo una función en la dirección del partido, forman parte de un Gobierno. En este caso no perciben las retribuciones del partido.

Según Navarro, no puede deducirse la existencia de ingresos o gastos "que no hayan sido debidamente asentados en sus asientos y registros contables". Algo que Génova cree demostrado con las últimas declaraciones: "Todos los dirigentes y empleados del PP reciben retribuciones perfectamente legales y con sus correspondientes retenciones", se asegura a través de un comunicado.

En la auditoría también consta un capítulo dedicado a la concesión de anticipos o préstamos personales, registrados eso sí en la contabilidad y cuyo posterior reintegro consta en las cuentas. "Se ha comprobado la regularidad del modo de proceder del partido en el abono de las retribuciones a su personal, cargos y colaboradores a través de su declaración personal y responsable, que ha sido emitida voluntariamente y firmada", según el documento firmado por Navarro.

Capítulo relativo a los donativos

Por otro lado, en los 18 años estudiados, se registraron donativos por valor de 11,8 millones de euros, lo que supone poco más del 2% de la totalidad de la financiación popular. Y todo, insiste la tesorera, completamente legal: 8,4 millones fueron donativos anónimos realizados hasta 2007, cuando se prohibió definitivamente esta práctica por la Ley de Financiación de Partidos.

En el caso particular de Eugenio Nasarre, que desveló una cuantía en efectivo para la fundación de la que era patrono, un portavoz aseguró que el entonces tesorero, Álvaro Lapuerta, sólo actuó de "correa de transmisión" al recibir un donativo anónimo -por lo que no estaba registrado en la contabilidad oficial- que tenía como beneficiario único la Fundación Humanismo y Democracia. Así consta, aseguran las fuentes consultadas, en los registros de dicho organismo. Alfonso Alonso, en rueda de prensa, no quiso mojarse en este extremo.

En privado, admiten el desgaste

No hubo auditora externa que estudiara las cuentas; según el Tribunal de Cuentas, sólo él tiene potestad, y así lo comunicó en un escrito en julio de 2011. "Ningún partido se ha sometido a un proceso de transparencia como el PP", se defienden. En opinión de la dirección, "las distintas informaciones lejos de explicar el sistema de retribuciones legal, buscan perjudicar al partido y a sus dirigentes". La ética sobre la cuantía de los sueldos es abrir otro debate, pero en el marco de la legalidad, se reafirman. El presidente, Mariano Rajoy, que no se refirió a la cuestión este martes, comparece en rueda de prensa el miércoles en Bruselas. Mientras, los suyos reconocen que todas estas informaciones "desgastan".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios