Menú

El juez pide el suplicatorio para juzgar a Blanco por tráfico de influencias

Problemas judiciales de envergadura para el que fuera vicesecretario general del PSOE y ex ministro de Fomento: el TS pedirá su suplicatorio.

70

El exministro de Fomento y exportavoz del Gobierno de Zapatero, José Blanco, se encuentra desde este viernes un poco más cerca del banquillo de los acusados. Si al principio el socialista fue acusado de los delitos de cohecho impropio, prevaricación y tráfico de influencias, todo apunta que finalmente sólo será juzgado por este último.

Así lo explica el juez que instruye el caso Campeón en el Tribunal Supremo, José Ramón Soriano, quien ha pedido este viernes a la Sala de lo Penal que tramite el suplicatorio al Congreso de los Diputados para actuar contra Blanco.

De esta forma, el instructor atiende a la petición de la Fiscalía que pidió el pasado mes de marzo a Soriano que tramitara el suplicatorio para poder juzgar a Blanco, dada su condición de aforado como actual diputado de la Cámara Baja. Al conocer la petición del fiscal, Blanco aseguró que dejaría su escaño si se abriera juicio oral contra él.

En aquella ocasión, el fiscal ya eximió al exministro socialista de haber cometido un delito de cohecho. Ahora, el instructor le quita el de prevaricación. En su auto, Soriano rechaza incriminar a Blanco por uno de los dos delitos imputados por el acusador público -el de prevaricación-, pero sí acepta preparar su probable próximo juicio por el de tráfico de influencias -aunque todavía queda esperar la resolución de la Sala a este respecto-. Este delito conlleva penas de entre seis meses y dos años de prisión e inhabilitación para cargo público entre tres a seis años, según refleja el Código Penal.

Favores a Orozco

Hasta ahora, juez y fiscal acusan al exministro de Fomento por haber influido en el Ayuntamiento de Sant Boi para que concediese en marzo de 2011 la licencia de construcción de una plataforma logística de la empresa de transportes Azkar. Del sumario se desprende que el empresario José Antonio Orozco, es íntimo amigo de José Blanco desde la infancia y pidió la mediación del entonces miembro del Gobierno de Rodríguez Zapatero y vicesecretario general del PSOE para solventar los problemas que estaban surgiendo con la nave de Azkar en el Ayuntamiento de Sant Boi, controlado por el PSC.

No obstante, la decisión del juez aún puede ser recurrida por el diputado socialista, que ya ha anunciado que recurrirá, ante la Sala Penal del Tribunal Supremo, que será la que confirme o no la petición del juez José Ramón Soriano.

Asimismo, en otro auto, el magistrado, que ha rechazado este viernes una serie de diligencias de investigación solicitadas por el fiscal, considera que llegados a este punto de su investigación a Blanco -que no considera concluida-, es imprescindible solicitar el suplicatorio al Congreso.

Rubalcaba lo defiende

Al conocer la noticia, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha respondido con un escueto pero contundente "sí" al ser preguntado si seguía poniendo "la mano en el fuego" por José Blanco. La respuesta ha surgido en una rueda de prensa que el socialista ha dado acompañando por el líder de la SPD alemán, Sigmar Gabriel.

Segundos después, Rubalcaba ha preferido no responder directamente a una segunda pregunta sobre la cuestión, remitiéndose "a mis declaraciones anteriores" sobre si Blanco debe o no dimitir.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios