Menú

Rajoy insta a hacer oídos sordos ante “quienes dicen que todo va mal”

El presidente será "sensible" a cambios en la financiación de las CCAA, como le reclama Fabra. Proclama que 2014 irá "claramente mejor".

64
El presidente será "sensible" a cambios en la financiación de las CCAA, como le reclama Fabra. Proclama que 2014 irá "claramente mejor".
Rajoy y Fabra este sábado en Peñíscola | Tarek/PP

No es la primera vez que Mariano Rajoy se enfrenta a los que denomina "agoreros". En el Ejecutivo está muy extendida la teoría de que sólo logran titulares las malas noticias y que ello influye en el desánimo de la opinión pública. Según el CIS, hecho público esta misma semana, una inmensa mayoría de españoles cree que la economía no mejorará a corto plazo. Pero el presidente asegura que existen claros síntomas de recuperación, y proclama: "El pesimismo ya está de retirada en nuestro país".

Un intento de recuperar la moral que vino acompañado de una patada en toda regla a aquellos que han enmendado a la totalidad su política económica. "No hagáis caso a quienes dicen que todo va mal o va a ir a peor. No les hagáis caso", enfatizó, sin dar nombres, pero en vísperas de que José María Aznar vuelva a tomar la palabra el lunes para insistir en la necesidad de cambios urgentes. Organismos internacionales y analistas también creen que ha de profundizar en los ajustes. A ellos, Rajoy les contestó: "La situación es difícil" pero "ya hay datos positivos" y, lo que es más importante, "el año que viene irá claramente mejor".

En su regreso a la Comunidad Valenciana, ante un extasiado público reunido en Peñíscola (Castellón), el presidente se reafirmó en cada uno de los pasos dados hasta ahora. En su opinión, y a pesar del alicaimiento general, el país avanza con paso firme. Sus políticas, enfatizó, "son las que España necesita para poder crecer y crear empleo", y por ello instó al PP a un respaldo cerrado y sin reservas. "Os pido que sigáis apoyando al partido, necesitamos vuestro apoyo", exigió.

Fabra pide una mejor financiación

Alberto Fabra le prestó ese apoyo incluso antes de que se lo pidiera, y sacó pecho: "La mayoría silenciosa sigue confiando en nosotros en vez de calentar la calle. Son muchos, aunque no hagan ruido", dijo. "No son buenos tiempos para gobernar, son tiempos para los valientes. Aquí nos tienes, firmes y dando un paso al frente", le aseguró el barón valenciano, que se despidió con el auditorio en pie -más de 1.600 militantes repartidos en tres salas, muchos de ellos siguiendo el discurso en los pasillos- gritando "presidente, presidente".

El líder regional le hizo una petición directa a Rajoy: una financiación más justa para Valencia. Y el presidente recogió el testigo, ofreciendo así uno de los pocos titulares de la jornada: "Uno de los temas que vamos a abordar dentro de la reforma del sistema tributario es la financiación de las comunidades autónomas. Y yo soy sensible no a las reclamaciones, sino a las afirmaciones y sugerencias que has hecho aquí. Lo trataremos", le contestó, recibiendo un sonoro aplauso. En el esquema del Ejecutivo está que el nuevo plan fiscal esté para primeros de 2014 pero antes también tendrá que solucionar el morrocotudo problema del déficit público, que optó por no valorar.

El mensaje, en todo caso, que quiso lanzar Rajoy -que recupera presencia en el partido. La semana próxima estará en otro acto en Tarragona- es de optimismo. "Los esfuerzos nunca se quedan sin recompensa", afirmó por dos veces. "Ya sé que los esfuerzos hay que hacerlos como la sociedad, de manera intensiva. Y que las recompensas llegan poco a poco. Pero hay algunas cosas que están mejorando", insistió, rememorando lo que pasaba hace justo un año, cuando la prima de riesgo escalaba de forma vertiginosa, superando incluso la línea roja de los 600 puntos, y en los periódicos sólo se leía la palabra "rescate".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation