Menú

Rajoy recomienda a las CCAA el cierre de 'embajadas' y entes públicos

Todo sigue abierto. El presidente plantea medidas concretas, pero su implantación depende ahora de la negociación con las comunidades.

74

El presidente del Gobierno quiso dejar claro que la propuesta de reforma de la administración no se trata "del final del camino". Ahora, arranca la negociación con las comunidades y resto de entes implicados. Y todo es susceptible de cambio en las más 200 propuestas "concretas" que se incluyen en los 2.000 folios de informe. Un "tocho", así lo han denominado en Moncloa, del que no se desprende una cifra aproximada de ahorro , a tenor del discurso pronunciado de Mariano Rajoy, si bien círculos oficiales hablan de 8.000 millones.

El Gobierno preparó con esmero la presentación del documento. En la sala Tapices del palacio, reservada para los grandes acontecimientos, y ante unas setenta personalidades, incluidos los agentes sociales. Desde la creación de la CORA, la comisión encargada de la más anunciada de las reformas, han sido siete meses de intenso trabajo. Si bien, de las palabras de Rajoy se desprenden más generalidades que medidas concretas.

De hecho, el jefe del Ejecutivo ocupó buena parte de su discurso a defender la vigente administración. Quien en campaña denunció su desmesurado tamaño, proclama ahora que "los españoles podemos estar muy orgullosos" de las estructuras del Estado. Las duplicidades las enmarcó en el "exceso de celos producidos por la mejor de las intenciones" y a "cierta inercia" de ir engordando las competencias. Sea como fuere, Rajoy se declaró decidido a actuar en aras de una mayor eficiencia.

A la espera de la letra pequeña, que será desgranada este jueves en un foro que inaugurará Soraya Sáenz de Santamaría, la retórica fue protagonista. Tras quejarse de "los mitos muy extendidos" sobre la administración, el presidente enfatizó que si se hace el ajuste es, principalmente, por el "desplome total de los ingresos". Una reforma "en profundidad" tras "una exhaustiva auditoría" bajo la máxima "pura y simplemente de mejorar la gestión", lo que no tiene que conllevar la "supresión de servicios".

Las propuestas concretas

Rajoy avanzó algunas propuestas concretas, aunque podrían sufrir modificaciones. Habrá una modificación de la metodología en los gastos corrientes en bienes y servicios así como en inversiones: lo denominó "presupuesto de base cero". También anunció una tesorería común de la administración del Estado: "Actualmente hay más de 4.800 cuentas bancarias", desveló, para preguntarse "qué sentido tiene comprar por separado".

Por primera vez, Rajoy habló de eliminar organismos. Pero fue una sugerencia. Por ejemplo, la CORA recomienda a las comunidades que prescindan de agencias de meteorología, competencia o energía. "Son caras, y el Estado les sirve estos servicios sin gasto alguno". También instó a que los gobiernos regionales cierren sus oficinas en el extranjero y se instalen en las embajadas. "Se ahorraría mucho dinero", declaró el presidente.

En total, son 120 recomendaciones de "eliminación de duplicidades" que supondrán un "alivio para las comunidades". Si bien, ellas tendrán la última palabra. Como ya avanzó este diario, para los entes que puedan venir en el futuro se harán cambios legales que certifiquen tanto su finalidad como sus recursos. También se daba por hecho mejoras en la denominada "administración electrónica" o que se vaya a controlar de forma más estricta la deuda comercial del sector público.

Por otro lado, se seguirán vendiendo inmuebles públicos. Según cálculos de la CORA, podrían ser hasta 15.000 edificios, una decena de ellos tachados de "singulares".

Las quejas de las comunidades

"Propuestas concretas y detalladas que tendrán un impacto de ahorro y que facilitarán un sinfín de quehaceres", resumió Rajoy. Un "instrumento útil" para empezar a dialogar. Escuchándole estaban los consejeros de Presidencia de las comunidades, después de la queja extendida de sus propios barones porque aún no habían recibido ni un solo papel. "Es una propuesta" que espera "acordarla con todos", enfatizó. Se empleó a fondo en este sentido: "Lo vamos a intentar de buena fe. No hay ideología, es un intento de ser más eficaces".

En paralelo a esa negociación, el Gobierno asumirá lo que dice el informe en el marco de sus competencias. "Lo haremos desde ya", destacó Rajoy. Este viernes, el Consejo de Ministros empezará a tomar decisiones. "Soy absolutamente consciente de que la tarea es ardua y difícil, pero créanme de que vale la pena", se despidió.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation