Menú

Un alcalde de CiU detenido como cabecilla de una red que defraudó 100 millones

Josep María Torrens era un empresario de éxito. Su red de gasolineras se había extendido gracias a sus precios económicos.

0

Josep María Torrens era hasta este martes un ejemplo de empresario de éxito. Había culminado la creación de un holding empresarial, Petromiralles, que había empezado por un surtidor de gasolina en 1967. Ahora tenía 62 estaciones de servicio, 17 propias y 45 colaboradoras en 15 comunidades autónomas, que le daban unos beneficios de 8 millones de euros al año y , además, había conseguido ser alcalde de su localidad natal, Santa María de Miralles, un modesto pueblo barcelonés con 130 personas censadas.

El martes, varios efectivos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, le detuvieron. Era, presuntamente, uno de los cabecillas de un entramado empresario que había defraudado más de 100 millones de euros. "Son hasta 250.000 euros al día", añade el comandante Antonio Balas. Era una compleja red que defraudaba y blanqueaba dinero. Por un lado eludían el pago del IVA. Un bróker internacional se encargada de adquirir el hidrocarburo desde Suiza. Otra empresa se encargaba de introducirla en España y una tercera actuaba como receptora del producto en territorio nacional y se encargaba de distribuir el hidrocarburo.

Gracias a eludir impuestos, la red se encarga de ofrecer una gasolina a precios muy competitivos, tal y como indica la web de la compañía. "Acaparaban el mercado de hidrocarburos en aquellos territorios donde la estructura criminal se iba implantando", asegura Balas.

El éxito de la "gasolina barata" daba grandes beneficios a la empresa que luego se encargaban de blanquear. El dinero salía desde España a Hong Kong, de ahí a otros países donde , gracias a unas estructuras financieras , se iba blanqueando. Luego volvía a España.

La Guardia Civil ha incautado abundante información, más de 1 millón de euros listos para ser enviados al paraíso fiscal asiático, un centenar de vehículo, algunos de ellos de lujo, 24 propiedades inmobiliarias y 17 detenidos, entre ellos el alcalde y empresario convergente. Ahora Torrens está en un calabozo. Le imputan varios delitos: "blanqueo de capitales, falsedad documental, delitos contra el mercado, los consumidores y la Hacienda Pública". La gasolina barata amenaza con salirle muy cara.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD