Menú

Cospedal: "Cuando no se cree en la política, la tiranía empieza a pasear"

Primera foto entre Cospedal y Aznar desde la entrevista de Antena3. El expresidente evita, como era costumbre, hacer un diagnóstico en profundidad.

88

María Dolores de Cospedal compartió con José María Aznar, su anfitrión en el Campus FAES, la idea de que España reclamaba "a gritos" cambios en todas las estructuras. "En la percepción de la vida y de las cosas, en la forma de ejercer el Gobierno", defendió la número dos de los populares. La diferencia radica en que ella sí considera que el Ejecutivo está llevando a cabo las reformas necesarias: "Un auténtico proyecto que nos permita llegar, con toda rotundidad, a las soluciones".

Así, la secretaria general del PP cumplió con el laboratorio ideológico de la formación y dio por arrancado su foro anual más importante, que este año se celebra en Guadarrama y que concluirá el domingo con la intervención de Mariano Rajoy. Un discurso sosegado, apartado del titular de los "20 segundos", en el que hizo una clara defensa tanto del liberalismo económico como de la clase política.

"No se puede ir en contra del liberalismo", profundizó sobre la primera de las patas de su análisis. Criticó con ahínco a quienes han intentado denostar esta corriente bajo la mentira "de que un liberal es uno que entiende que todo vale". Cospedal se revolvió contra estas proclamas: "El liberalismo ha entendido, desde todos los ámbitos, que el interés público y privado han de ir de la mano", extremo que justificó.

En una de las "épocas más complicadas" para la clase política, Cospedal dio la cara por ella. Lo hizo de forma encendida y alertando de los caminos a los que lleva su debilitamiento. "Tratar de destruir la política es renunciar a lo que ha puesto orden real al pluralismo y a la diversidad", dijo Cospedal. Es "la que nos inmuniza contra la tiranía, el populismo, la demagogia y las verdades absolutas", continuó con firmeza.

Para Cospedal, "aquellos que tanto alardean de que es el tiempo de la antipolítica o que hay que destruirla" se equivocan porque "es la mejor protección contra el populismo" o la "anarquía". Y remató: "Cuando no se cree en la política, la tiranía empieza a pasear".

Aznar opta por callar

La noticia estuvo, en todo caso, en la ausencia de diagnóstico de Aznar. Lo habitual -siempre ha ocurrido así en sus anteriores ediciones- es que el expresidente iniciara el campus con un discurso en profundidad sobre la situación económica del país. La expectación era enorme sobre qué podría decir después de que en los últimos días haya puesto en tela de juicio el plan de acción del presidente. Si bien Aznar se limitó a saludar a Cospedal y no hacer comentarios.

La decisión de Aznar de callar dejó con el pie cambiado a más de un asistente al foro. Previamente, tomaba un café con la invitada a puerta cerrada. Su relación entre ambos se había deteriorado desde que el expresidente rompiera su silencio en Antena3; la ausencia de Cospedal en el club siglo XXI generó todo tipo de comentarios, más aún teniendo en cuenta la asistencia de Soraya Sáenz de Santamaría. Con el silencio del primero y la intervención en profundidad de la segunda mucho vieron un intento de cerrar heridas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation