Menú

Santiago despide a las víctimas del accidente: "Os tenemos en el corazón"

"Santo apóstol, haz que resuene la esperanza", dijo el arzobispo a las familias. El pésame de los príncipes duró 20 minutos.

0
"Santo apóstol, haz que resuene la esperanza", dijo el arzobispo a las familias. El pésame de los príncipes duró 20 minutos.
Funeral Oficial en Santiago

Tristeza contenida en la Catedral de Santiago. Las máximas autoridades del Estado, encabezadas por los príncipes de Asturias, han asistido al funeral por las víctimas del accidente de Santiago. Don Felipe y Doña Letizia llegaron puntuales. Fueron muy aplaudidos a la entrada, donde saludaron al arzobispo de la ciudad, monseñor Juliá Barrio, y otros miembros de la Iglesia. Junto a ellos, la infanta doña Elena, en calidad de duquesa de Lugo. El presidente y su mujer, Elvira, esperaban a los miembros de la Familia Real a la puerta del templo.

Las primeras palabras del arzobispo, Julián Barrio, estuvieron destinadas a las víctimas y sus familias: "Con viva emoción y cordial afecto", proclamó, para dejar claro que "desde el primer momento os hemos tenido en nuestro corazón como también a ellos, os llevan en el corazón Galicia y España". "Ahora tenemos que decir más que nunca: ‘Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo’. Dios no nos abandona nunca, no está ausente, está con el que sufre y siente el agobio de la soledad y el abandono", afirmó, parafraseando a una de las víctimas del accidente con la que habló estos días.

También hubo un recuerdo para los vecinos de Angrois que ayudaron a las víctimas. Son, dijo, "signos de luz en el misterio de la muerte y el dolor". También evocó "el esforzado trabajo de cuantos colaboraron para paliar el inmenso dolor".

"Dios está con el que sufre", insistió monseñor Barrio. "El sufrimiento y la muerte parecen contradecir la Buena Nueva y hacer estremecer nuestra fe, pero la fe nos dice que nuestro dolor es portador de salvación", continuó el arzobispo antes de finalizar con un deseo: "Santo apóstol, haz que desde aquí resuene la esperanza".

Momentos de enorme emoción

Los momentos más emotivos llegaron al término de la ceremonia. Entonces, los príncipes y doña Elena -así como otras autoridades, como Rajoy y Elvira, visiblemente triste- fueron a presentar sus respetos a las víctimas, una a una. Se vivieron momentos de enorme emoción. Varios de ellos no pudieron contener las lágrimas al recibir el pésame del heredero, que intentaba consolar a los familiares sin conseguirlo.

Tras don Felipe, Letizia, emocionada y con el rostro desencajado, se paró en varias ocasiones para intentar transmitir consuelo. Los besos e incluso abrazos se fueron sucediendo durante veinte largos minutos. También se les vieron muy afectados a doña Elena y demás miembros de la comitiva, en la que también participó el arzobispo, el presidente autonómico y el alcalde de la ciudad.

Gran número de autoridades

Es el último adiós a los fallecidos tras tres días de luto nacional. Galicia sigue consternada y, de hecho, en esta comunidad son siete las jornadas de duelo. El silencio ha marcado los momentos previos al funeral. Dentro, no cabía un alfiler.

Varios presidentes autonómicos, además de Alberto Núñez Feijóo, y representantes de otros poderes del Estado se desplazaron hasta Santiago. También estuvieron en la Catedral los ministros de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; la de Fomento, Ana Pastor; y el de Interior, Jorge Fernández Díaz, entre otros. Desde que se produjera el accidente, la vida política se ha detenido en señal de duelo y respeto.

Fuera hacían cola para entrar centenares de personas. Los que no han podido entrar en el templo han seguido el oficio religiosos desde una pantalla que se ha instalado en la Plaza Quintana.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD