Menú

La Comunidad de Madrid quiere cambiar los planes de estudio de los maestros

Ignacio González impulsará un cambio de los planes de estudio de maestro con más lengua, matemáticas, inglés y ciencias, tras otra prueba desastrosa.

0

Después de que un 72,4% de los aspirantes a profesor suspendiese la prueba de conocimientos generales en las oposiciones a maestro convocadas este año por la Comunidad de Madrid (CAM), el presidente Ignacio González se ha decidido a impulsar la modificación de los planes de estudio de magisterio, con la intención de que los futuros profesores refuercen su formación en cuatro áreas básicas: lengua, matemáticas, inglés y ciencias.

Será una de las novedades que el propio Ignacio González revele este lunes en la primera jornada del debate del estado de la región que se celebrará en la Asamblea de Madrid. Según ha podido saber este periódico la mayor parte del discurso del presidente regional, el primero que pronuncia en un debate como éste tras su llegada a la presidencia, se centrará en la educación y en la situación económica.

Mejorar la educación pública

La intención de González con estos cambios es mejorar la preparación de los profesores y su dominio de los principales conocimientos que han de transmitir, lo que es esencial para que la educación pública sea de la más alta calidad, un empeño personal del presidente de la CAM, que lo considera una garantía para la formación de los madrileños, sea cual sea su nivel económico.

El cambio se considera "imprescindible y prioritario" desde el ejecutivo regional, por lo que se establecerá un calendario de reuniones con los rectores de las universidades madrileñas y los decanos de las facultades que imparten el Grado de Magisterio. En este momento ya se ha planteado esta iniciativa a estos responsables y, siempre según fuentes de la CAM, la acogida ha sido positiva.

No obstante, la competencia sobre los planes de estudio es del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, por lo que el plan de González es llegar a un acuerdo en este sentido con los todos los implicados para elevar una propuesta consensuada al Ministerio.

Además, se pedirá a la comisión de Educación de la Asamblea Regional que constituya un grupo de trabajo para elaborar una propuesta, escuchando las opiniones de expertos en la cuestión que puedan comparecer en la cámara autonómica.

¿Maestros en didáctica?

El actual plan de estudios, aprobado en 2007, hace especial hincapié en los contenidos alredor de la didáctica y la pedagogía, relegando a un segundo plano las materias que los maestros han de transmitir a sus alumnos.

Así, entre las "competencias" que se considera que los futuros maestros deben adquirir se encuentran abstracciones inanes como "saber promover la adquisición de hábitos en torno a la autonomía, la libertad, la curiosidad, la observación, la experimentación, la imitación, la aceptación de normas y de límites, el juego simbólico y heurístico" o "conocer la dimensión pedagógica de la interacción con los iguales y los adultos".

El espíritu de este plan de estudios se refleja en el valor de las asignaturas que cursan los futuros maestros según los créditos que otorgan. Así, aprobar la asignatura Inglés supone obtener seis créditos, los mismos que se logran con Historia y Corrientes Internacionales de la Educación; mientras que con Aprendizaje y Desarrollo de la Personalidad se logran tantos créditos como con Ciencias Sociales, Matemáticas o Ciencias Experimentales.

Asignaturas optativas como Geografía de España, Historia de España o Historia del Arte Español, aportan cada una 6 créditos, por lo que las tres sumadas tienen menos peso que, por ejemplo, Procesos y Contextos Educativos y Sociedad, que es obligatoria y permite obtener 20 créditos.

Fracaso en los exámenes

Este enfoque disparatado de los planes de estudio se plasma en los resultados de las pruebas de conocimientos generales que la CAM introdujo en las oposiciones de 2011 y que se han repetido en las de este año.

En el anterior examen el 90% de los opositores no lograron superar esta prueba; ofreciendo en algunos casos respuestas que suscitaron un importante escándalo.

En esta ocasión, y pese a que algo se ha mejorado, el porcentaje de suspensos sigue siendo elevadísimo: un 72,40%. Es decir, 7.517 de los 10.380 candidatos no lograron superar una prueba de conocimientos similar a la que se exige para un alumno de último curso de educación primaria.

Por especialidades, la prueba tuvo el mayor porcentaje de suspensos en los candidatos de Educación Infantil –un 75%- y de Inglés y Música -ambas con el 74%. En el resto de especialidades los suspensos fueron del 71% tanto en Educación Física como en Pedagogía Terapéutica, el 69% en Audición y Lenguaje y el 68% de suspensos en Educación Primaria.

La prueba general de conocimientos incluyó un comentario de texto con preguntas de Lengua castellana y Literatura relacionadas con un escrito de la novelista Ana María Matute, contenidos sobre Geografía e Historia y operaciones matemáticas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios