Menú

La conspiración judeomasónica del COI o el contubernio de Buenos Aires

La prensa sigue lamiéndose la inmensa herida del fracaso olímpico, pero aquí nadie asume ninguna culpa y todo es una conspiración.

0

En El Mundo, por ejemplo, nos ofrece en portada hasta un buen culpable: un "jeque acusado de corrupción" que "volcó el voto hacia Tokio". Y no vean la cara de malo que tiene el tipo, ese ha hecho algo seguro. El titular, por el contrario, busca razones más sólidas: "La prensa mundial coincide: la economía noqueó a España", en lo que es un análisis de lo que han dicho medios de comunicación de todo el mundo.

Explican los de Pedro J., por cierto, su polémico y ya famoso artículo de los 50 votos del COI comprometidos con Madrid 2020. Firma el reportaje, como firmó el anterior, Orfeo Suárez, y explica cómo el COI es "el club de las promesas incumplidas". ¡Pues también lo podíamos haber pensado antes!

En El País hablan de la "negociación reservada" pactada por Rajoy y Mas, una noticia cuyos detalles principales adelantó Libertad Digital la semana pasada.

Dedica su segundo editorial el periódico de Prisa a meterse con Gallardón. Otro disgusto para el exalcalde exolímpico que recibe dos buenos mandobles de los que fueran sus íntimos a la hora de intoxicar contra Aguirre. Se nos rompió el amor, que diría aquél.

Lo mejor de El País, no obstante, está en su contraportada, con una entrevista a un señor que responde por Michel Bauwens y que asegura que "en el sistema capitalista somos menos felices y tenemos menos calidad de vida", y lo dice "mientras apura una coca-cola con limón". Al periodista yo creo que no le ha caído nada bien, vean si no qué golpe bajo: “Se marchó a Tailandia a vivir y a procrear”. Una joyita.

ABC también va por la cosa olímpica, "Madrid congela su gran sueño" dice en su portada que ocupa en su mayor parte una fotografía de Ana Botella que es un inexplicable y durísimo primer plano de la alcaldesa. Esas cosas no se hacen a una dama, señores.

El editorial, no obstante, es una loa absolutamente desmedida a los responsables de la olímpica candidatura. Lo más importante es que nadie tenga la culpa de nada, a excepción del satánico COI: "Sería un tremendo e injusto error que la consecuencia de una votación inexplicable consista en abrir en canal a Madrid y a España para expiar esas supuestas culpas". No, qué va, lo "que debe quedar sometido a revisión es el funcionamiento del COI". ¡Toma ya, porque lo diga ABC! Oiga, pues a los del COI parece que les va mejor que a esos inmaculados políticos que ustedes defienden: no tienen deudas millonarias y no les faltan tontos que presenten candidaturas olímpicas.

En La Razón llevan el tema a portada, con una foto que no sabemos muy bien qué tiene que ver de Nadal durante un partido. "La ira de Nadal" es el pie que justifica la inexplicable foto, mientras que el titular es: "Traicionados por el COI". ¿Traicionados? ¿Es qué nos habían prometido algo? ¿Es que nos debían algo? ¿Es que eran nuestros amigos?

Eso sí, que no decaiga la juerga, en una fastuosa encuesta de 200 entrevistas les sale a los de Planeta que casi el 70% de los españoles opina que hay que pelear por 2024. Estupenda idea, pero que lo paguen ellos.

"Amarga resaca" es el titular de La Gaceta con una foto de Rajoy con los aros olímpicos de fondo y cara de no saber ni dónde está ni, por supuesto, a qué ha ido. Nos dicen los de Intereconomía que el fracaso "podría traer consecuencias políticas de calado tanto en Madrid como a nivel nacional", pero lo malo es que luego no nos explican cuáles, más allá de la obvia muerte política de Ana Botella.

Eso sí, los compañeros de La Gaceta no deben haberse dado cuenta de que ni Botella, ni González ni Rajoy tienen culpa de nada, que ha sido todo por los mangantes corruptos del COI y su contubernio. Nosotros no tenemos culpa… ni de no habernos enterado en doce años de cómo funciona la cosa.

En España

    0
    comentarios

    Servicios