Menú

Cospedal ve en el nuevo ataque al PP vasco otra prueba para la ilegalización

"Por supuesto, es una prueba más que se tiene que tener en cuenta como muchas otras", asegura Cospedal preguntada por una posible ilegalización.

52
Aspecto que presentaba la sede del PP de San Sebastián el pasado jueves | EFE

"No nos van a callar, ni nos van a amedrentar, ni nos van a echar del País Vasco". María Dolores de Cospedal respondió al intento de coacción de los proetarras con una "condena contundente" y el compromiso de que el Partido Popular va a seguir defendiendo "la libertad" en todos los rincones de España. "Lo tengo que decir de manera muy clara: no les va a servir de nada", afirmó en una declaración ex proceso ante los medios para condenar el último ataque a una sede de la formación.

La dirección nacional asiste con enorme preocupación a lo ocurrido en los últimos días en el País Vasco. Aunque no citó a EH Bildu, Cospedal denunció a quienes "defendieron la violencia antes y la siguen defendiendo" después de que, ni más ni menos que en la Cámara de Vitoria, acusaran de "fascista" al portavoz del Grupo Popular, Borja Sémper. Sólo horas después, la sede de San Sebastián era precintada por un grupo de proetarras mientras Pernando Barreda acusaba al citado Sémper de "falangista", "netamente fascista" y "totalitario".

"Por supuesto, es una prueba más"

Ante esta escalada de violencia, el PP decidió no sólo elevar una enérgica condena pública sino, aún más importante, recuperar el discurso de la contundencia contra el entorno de la banda terrorista ETA al recordar a la Fiscalía la acumulación de pruebas para instar a la ilegalización. "Por supuesto, es una prueba más que se tiene que tener en cuenta como muchas otras", afirmó la secretaria general de los populares. Lo ocurrido, según sus propias palabras, son actos de "violencia, extorsión y coacción".

Pese al ataque y los insultos, el segundo mensaje que quiso lanzar Cospedal es que no van a conseguir amedrentarles. Para ello, recordó los momentos más duros para el PP, cuando sus cargos eran asesinados por los asesinos de ETA. "Cuando mataban, el PP siguió en el País Vasco defendiendo la libertad y lo vamos a seguir haciendo", sentenció. "No van a lograr su objetivo", respondió a los proetarras. "No podemos dejar que hagan a sus anchas y no contestar", resumió en conversación informal un alto cargo popular.

Desde el Gobierno, se insiste en que nada ha cambiado en la lucha contra la banda. Recientemente, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró al término del Consejo de Ministros: "ETA sólo puede disolverse y desaparecer" y "no conseguirá nada por disolverse que buscara durante su actividad terrorista".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco