Menú

Ignacio González, "sorprendido" por la ordenanza municipal de Ana Botella

Aunque respeta el ámbito de competencias del Ayuntamiento, González ha mostrado su sorpresa con algunos aspectos de la nueva ordenanza de Madrid.

LD/ Agencias
6
Aunque respeta el ámbito de competencias del Ayuntamiento, González ha mostrado su sorpresa con algunos aspectos de la nueva ordenanza de Madrid.
González y Carlos Moyá, presentando un torneo de tenis en silla de ruedas |  CAM

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha dicho este miércoles que respeta la Ordenanza de Convivencia Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, pero ha confesado que, a priori, "le ha sorprendido un poco" porque él es "bastante liberal" a la hora de permitir las actuaciones públicas, siempre dentro de la legalidad.

Tal y como informa Efe González ha hecho estas declaraciones en la presentación del Campeonato de España de Tenis en silla de ruedas y en relación con la Ordenanza de Convivencia Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid que, entre otras cuestiones, regula el ejercicio de la prostitución callejera y la presencia de músicos en la vía pública.

El presidente ha reconocido que no conoce en profundidad el contenido de esa normativa, que "en todo caso" es un asunto que compete al Ayuntamiento de Madrid y a la alcaldesa, Ana Botella, a lo que ha apostillado que "habrá que estar a lo que allí se diga".

A favor de "dar libertad individual"

No obstante, a nivel personal se ha declarado a favor de "dar libertad", en general, a la hora de permitir las actuaciones en la vía pública, eso si, ha puntualizado, "siempre dentro del marco de la legalidad".

"En términos generales, estoy bastante más a favor de dar libertad individual a la gente para hacer cosas, siempre dentro del respeto lógico de las normas de convivencia y de los criterios legales de carácter general", ha indicado González.

Sin embargo, ha añadido que en la ordenanza "hay algunas cosas a priori" que ha leído en los medios de comunicación que "le han sorprendido un poco", pero se ha mostrado "seguro de que habrá que matizarlas" con una lectura más detallada de la normativa municipal.

A través de la nueva ordenanza, el Ayuntamiento de Madrid sancionará con multas de hasta 3.000 euros en determinados casos a las personas que soliciten servicios sexuales en la calle, aunque en un primer momento la Policía Municipal solo realizará un apercibimiento de que esa conducta no está permitida.

También se multará hasta la misma cantidad a quienes promuevan esta actividad, los proxenetas, mientras que se excluirá de cualquier castigo a quienes ejerzan la prostitución por considerar que en un altísimo porcentaje se trata de personas explotadas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation