Menú

Tres chicas semidesnudas interrumpen el pleno al grito de "el aborto es sagrado"

Una de ellas se encaramó a una columna y Jesús Posada pidió a los servicios de la Cámara tuvieran cuidado a la hora de desalojarla.

0

Espectáculo en el Congreso. Tres jóvenes se quitaron parte de parte de la ropa -en concreto, dejaron al descubierto sus pechos- cuando Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, tomaba la palabra en la sesión de control y empezaron a gritar "aborto es sagrado". Las tres activistas pertenecientes al grupo Femen, colectivo feminista radical, han sido ya trasladadas a las dependencias policiales en Moratalaz

De inmediato, trabajadores de la Cámara trataron de expulsar a las jóvenes pero entonces una de ellas se encaramó a una columna por lo que el presidente, Jesús Posada, reclamó "cuidado" porque se vivieron momentos de cierto peligro. Durante varios minutos, no pararon de gritar la misma consigna contra la nueva reforma del Ejecutivo, que verá la luz antes de que termine el año.

Una vez fueron desalojadas, no sin dificultadas, Gallardón recriminó que algunos diputados de Izquierda Unida aplaudieran durante el incidente: "Que encima aplaudan los diputados de IU es algo que todavía me extraña mucho más", lamentó. Cayo Lara calentó el ambiente poco después apoyando la protesta por "el aborto libre de las mujeres". Cristóbal Montoro le emplazó a respetar "las reglas de juego".

Artículo 407 del Código Penal

En las dependencias de Moratalaz, los agentes procederán a elaborar las diligencias oportunas tras leer sus derechos a las detenidas y darles la oportunidad de declarar y contar con un abogado.

La actuación de las tres feministas viene recogida en el artículo 497 del Código Penal en el que se específica que "incurrirán en la pena de prisión de seis meses a un año quienes, sin ser miembros del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, perturben gravemente el orden de sus sesiones. Cuando la perturbación del orden de las sesiones a que se refiere el apartado anterior no sea grave, se impondrá la pena de multa de seis a doce meses".

La Comisaría de Moratalaz es donde se encuentra el registro central de detenidos y la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Hasta ese lugar es donde fueron trasladados otros protagonistas de incidentes en el Congreso como el actor Willy Toledo y varios activistas prosaharauis tras otra protesta en el Congreso en 2010.

Una, en libertad

Una de las tres activistas detenidas ha quedado en libertad tras declarar ante la Policía, mientras las otras dos serán puestas a disposición judicial porque son extranjeras y no han acreditado domicilio en España.

Fuentes policiales han informado a Efe de que una de las tres activistas, de nacionalidad española, ha quedado en libertad, con la obligación de comparecer ante el juez cuando se le requiera, tras prestar declaración ante los agentes.

Las otras dos mujeres, de origen francés y ucraniano, serán trasladadas esta tarde desde las dependencias policiales de Moratalaz hasta los juzgados de la Plaza de Castilla, ya que no son españolas y no han podido acreditar un domicilio en España.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia