Menú

Rajoy, ante dos candidatos para liderar el PP de Andalucía: Sanz y Nieto

Rajoy retrasó su AVE a Madrid para reunirse con la cúpula del PP nacional y andaluza. Sanz y Nieto también despacharon con Cospedal en Córdoba.

29
Rajoy retrasó su AVE a Madrid para reunirse con la cúpula del PP nacional y andaluza. Sanz y Nieto también despacharon con Cospedal en Córdoba.
Rajoy, con Nieto y Sanz además de parte de la cúpula | Tarek

Todos están a la espera, pero Mariano Rajoy sigue sin decidirse. "Nada nuevo", repiten, mientras el baile de nombres se sucede en la prensa autonómica y nacional. Juan Ignacio Zoido se centrará en la alcaldía de Sevilla, y prepara con el presidente y María Dolores de Cospedal el relevo. Desde que Javier Arenas ganó las elecciones pero sin mayoría absoluta, el PP en Andalucía no logra recuperarse. Lo intenta, pero aún sigue viva la conmoción de ese 25 de marzo de 2012.

El presidente se enfrenta a un partido dividido. Así quedó de manifiesto en la Interparlamentaria, celebrada este fin de semana en Córdoba. Los cargos de Málaga despachaban entre ellos y lo mismo hacían los de Sevilla. Las distintas provincias se han ido posicionando e, incluso, defendiendo públicamente a sus candidatos. A estas alturas, parece más que improbable que Juan Manuel Moreno Bonilla, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, tenga opciones. Su proximidad a Ana Mato y a Arenas no se lo pone fácil, habida cuenta del papel clave que tiene Cospedal en la designación.

Quedan dos nombres en la terna, aunque ellos mismos admiten que nada hay decidido. Gana enteros José Luis Sanz, número dos del partido en Andalucía. Fue el que más brilló en el cónclave popular. El tono y el fondo de su intervención -muy regional- le valió el elogio de Cospedal y, principalmente, de Zoido. "Nuestro partido sería una cosa absolutamente distinta si no estuviera él", afirmó el aún líder autonómico sobre su secretario general.

Los cargos populares consultados, nacionales y regionales, creen que sale fortalecido. "Lo está haciendo bien en un momento muy complicado", aseguran. Sanz quiere que Rajoy tome una decisión cuanto antes para ponerse a trabajar, pero Génova no da una fecha. La dirección aspira a que el asunto esté resuelto antes del congreso nacional, que se celebrará a primeros del próximo año. El problema de Sanz, añaden algunos, es que no es lo suficientemente conocido. En Málaga -con ese gran caladero de votos que es la Costa del Sol- hay dirigentes que hablan de él con recelo.

Un paso más atrás parece haberse quedado José Antonio Nieto, el anfitrión de la cita. Junto a Sanz, fue telonero de Cospedal en la inauguración de la Interparlamentaria, pero no hizo guiño alguno en clave andaluza. Toda su intervención se centró en Córdoba y los suyos deslizan -tal vez a modo de estrategia- que tiene más posibilidades el secretario general.

Comida de Rajoy con los protagonistas

Los movimientos se suceden, y al más alto nivel. Aprovechando el cónclave, las reuniones discretas se repitieron y la dirección nacional reconoció -y esto ya es novedad- que está trabajando en el desenlace. El viernes, Cospedal se vio con Sanz, Nieto y otros actores del PP andaluz. El sábado, fue el mismísimo Rajoy el que mantuvo una comida que ha trascendido a los medios. El presidente despachó con la cúpula nacional, autonómica y local, además de con los ministros andaluces Fátima Báñez y Cristóbal Montoro. También estuvo Carmen Crespo, delegada del Gobierno y cuyo nombre tampoco es descartado.

"El problema es que aún no nos hemos recuperado de lo que pasó con Arenas", analizan varios cargos. El PP de Andalucía trató de dar una imagen de fortaleza, pero en privado afirman que a día de hoy es difícil rivalizar con Susana Díaz. Y menos sin un candidato claro que pueda darle respuesta. Como ejemplo, que las palabras de Zoido sobre ella apenas tuvieron cabida este domingo en la prensa de tirada nacional.

Rajoy está escuchando a todos. Por eso atrasó su AVE de regreso a Madrid y sentó a una misma mesa, y a pesar de sus fricciones, a Cospedal, Arenas y Zoido. "Nadie ha aportado tanto a la causa global como el PP andaluz, que es un puntal decisivo y un apoyo imprescindible", dijo en público el presidente. Fuera de micrófono, trata de dar solución a la salida real y total de Arenas, su hombre de confianza y con gran predicamento en la comunidad.

La división es un hecho, y eso antes de mayo de 2012 no ocurría. En una cena informal el viernes, se vio a los parlamentarios de Málaga haciendo un pequeño grupo. A unos metros, los de la capital hispalense. Y se mantiene en algunas provincias ese dicho de que "el candidato jamás puede ser sevillano si quiere ganar". Sanz es alcalde de Tomares, de Sevilla.

Para los populares andaluces, lo único claro es que la decisión tiene que venir cuanto antes. Cuentan que los Presupuestos de Díaz son "desastrosos" y que puede ocurrir cualquier cosa. Explican que tienen que desvelar "la verdadera cara" de la presidenta andaluza porque su discurso nacional le da buena prensa. Rajoy atiende estas reclamaciones, y estudia las posibilidades. Nadie descarta nada, aunque la mayoría cree que "la cosa" está entre Nieto y Sanz, declarados amigos. En todo caso, los hechos parecen precipitarse.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation