Menú

El Gobierno rechaza tajantemente que esté negociando el contenido de la consulta

No se negocia el contenido porque no se permitirá la consulta, asegura el Gobierno. El propio Rajoy niega que Arriola esté tratando con Mas.

106
No se negocia el contenido porque no se permitirá la consulta, asegura el Gobierno. El propio Rajoy niega que Arriola esté tratando con Mas.
El presidente del Gobierno, a su llegada este martes a París | D. Crespo

"No tengo nada que reformar ni nada que dialogar sobre los artículos 1 y 2 de la Constitución", zanjó este mismo sábado Mariano Rajoy ante centenares de parlamentarios del PP. El Gobierno asegura que la decisión es "firme": bajo ningún concepto permitirá que se celebre una consulta en Cataluña al ir en contra de las reglas de juego. Por lo que, ni mucho menos, se está negociando el contenido de una hipotética pregunta, según un alto cargo implicado. Ni el Estado preguntará nada ni dejará a la Generalidad que lo haga, es el resumen que se hace formalmente.

En todo caso, el Ejecutivo mantiene viva su intención de diálogo, aunque la acote al marco de la Constitución. Y este hecho, unido a las reuniones y conversaciones fuera de agenda que se presuponen, sigue generando dudas sobre su hoja de ruta. En este sentido, cargos populares se sobresaltaron al leer este martes la columna de José María Anson: en ella, asegura que Pedro Arriola -hombre de confianza de Rajoy- estaría negociando con la Generalidad el texto de la consulta "sobre el derecho a decidir".

Una tesis que trató de desmontar el Gobierno ante el nerviosismo de los suyos. Varios portavoces quisieron ser enérgicos en el desmentido: "Estamos decididos a no permitir la consulta", aseguraron oficialmente. "De ningún tipo", añadieron. Por lo que, partiendo de esa base, todo lo demás no se contempla: "No estamos negociando el contenido de nada". En caso contrario, quisieron aportar como prueba, la Abogacía del Estado tendría que estar estudiando la posibilidad de una pregunta con el plácet del Ejecutivo; extremo que niegan.

Así, miembros del gabinete insisten en que de lo que se habla es de las cuestiones que entran dentro de la ley, principalmente en clave económica. De hecho, la semana pasada Hacienda anunció que Cataluña recibirá casi la mitad del dinero del conjunto nacional para proveedores. "De lo otro, no hay nada", recalcan.

Sin ir tan lejos en su exposición, Soraya Sáenz de Santamaría respondió a la amenaza de la Generalidad y el Parlamento regional de ponerle fecha a la consulta: "Desconocemos cuál va a ser el acuerdo final, sólo pido a todo el mundo que tenga presente una cuestión clave, la soberanía del conjunto del pueblo español. Todos los españoles decidimos como soberanos lo que somos", contestó en los pasillos del Congreso.

Rajoy, sobre Arriola: "No es verdad"

En Bruselas, María Dolores de Cospedal tuvo que enfrentarse a la espinosa cuestión. "Es absolutamente falso", cortó en seco, preguntada expresamente por la hipotética negociación entre Arriola y cargos de la Generalidad. Prácticamente a la misma hora, era el propio Rajoy el que se negaba a contribuir "a una ceremonia de la confusión" sobre el asunto. "No es verdad", zanjó en todo caso, en referencia a su sociólogo de cabecera.

Mientras, Artur Mas mantiene su calendario a pesar de los intentos del Gobierno de reconducir la situación, lo que genera cada vez más desánimo. El Parlamento catalán aprobará en un próximo pleno una petición formal para que el Estado le traspase la competencia de convocar referendos, cosa que será rechazada. "No habrá consulta", insisten fuentes del ministerio de Justicia. En caso de que Mas siga adelante -y no tendrán en ningún caso la autorización del Estado, según recalcan-, habrá recurso ante el Tribunal Constitucional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation