Menú

Albert Rivera: "No hay que abandonar ni un palmo de este país"

El líder de Ciutadans y del Movimiento Ciudadano ha expuesto las claves de su programa político en un desayuno en Madrid.

0
El líder de Ciutadans y del Movimiento Ciudadano ha expuesto las claves de su programa político en un desayuno en Madrid.
Albert Rivera durante el desayuno | EFE

Albert Rivera ha sido el protagonista de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el que ha expuesto su visión de los principales problemas por los que atraviesa España, subrayando que son necesarias "reformas profundas" y que es necesario un proyecto político "no para Cataluña, sino para toda España".

El discurso del líder de Ciutadans se ha producido en un acto en el que fue presentado por el exministro socialista Antonio Asunción, que también se ha implicado en el Movimiento Ciudadano que capitanea el propio Rivera, y ante un gran número de periodistas y algunas personalidades madrileñas como el escritor y colaborador de esRadio, Fernando Sánchez Dragó, y la diputada popular en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo.

Cuatro crisis

Rivera ha expuesto las líneas clave de su proyecto, entre ellas que en nuestro país "hay cuatro crisis superpuestas" y no sólo la económica, sino también una "institucional y política", que es "más importante todavía" para él; una "de ética y de valores" y una "evidente territorial".

Según el líder de Ciutadans para abordar y solucionar estas crisis hay que "abrir una nueva etapa política" que no pasa necesariamente por el cambio constitucional –"yo propongo una cosa revolucionaria: ¿y si la cumplimos?", ha dicho en referencia a la Carta Magna- pero sí una serie de profundas reformas.

Y es que, según Rivera, lo que está pasando en Cataluña "no es el problema de España, sino consecuencia de los problemas de España". En su opinión, en suma, "el mejor antídoto contra el separatismo es una España que funcione".

El fenómeno separatista

Como no podía ser de otra forma el de Ciutadans ha dedicado parte de su discurso a explicar su visión del desafío separatista, para el que ha ofrecido algunas claves interesantes. En su opinión, por ejemplo, el crecimiento del independentismo en los últimos años se debe fundamentalmente a "dos factores: la crisis española y el populismo separatista del ‘España nos roba’". Una mentira "frente a la que están los datos".

Para abordar el asunto hay varios puntos que deben tenerse en cuenta en opinión de Rivera. El primero, que "cualquier rincón de España, incluso el pueblo más alejado de la provincia de Gerona, debe sentirse tan español como Castilla". Además, hay que entender que "Cataluña no es CiU".

Albert Rivera además ha hecho lo que parecía un ruego a los presentes y a los ciudadanos y políticos españoles: "No hay que abandonar ni un palmo de este país, ni entregar ningún símbolo ni ningún patrimonio".

Cambios en España

El líder de Ciutadans ha propuesto una serie de grandes reformas que sirvan para salir de la situación actual, entre las que ha citado cambiar el actual sistema de partidos políticos, exigiéndoles democracia interna y transparencia, una petición que ha hecho extensible también a los sindicatos y las patronales.

También ha reclamado una reforma electoral que ponga el peso "en los ciudadanos y no en los territorios". Otro aspecto que ha pedido es una auténtica separación de poderes, asegurando –en referencia a la injerencia política en el Poder Judicial- que ésta "no es que esté muerta y enterrada, es que está cubierta de cal viva", ha dicho criticando con dureza la reforma puesta en marcha recientemente por el ministro Gallardón.

Otra cosa que ha reclamado con insistencia ha sido "que los políticos quiten las zarpas de los medios de comunicación públicos y también de los privados" que controlan con "subvenciones, concesiones y presiones".

En otro momento se ha referido a los medios que reciben dinero público como "medios concertados" y se ha mostrado preocupado porque "con dinero público se condicione la línea de los medios". Rivera ha recordado el episodio del editorial conjunto –"¿dónde se ha visto?"-, un episodio que no ha descartado que se repita: "Con unas llamadas y un escribano, enseguida".

Finalmente, ha marcado como imprescindibles una reforma de las Administraciones Públicas y "un pacto nacional por la educación en el que participen todos" y "que sea para una generación".

"UPyD no es nuestro enemigo"

Preguntado por las complicadas relaciones de su partido con UPyD, el de Ciutadans ha repetido una idea que ya había lanzado en otro momento del discurso: "Es el momento de estadistas y no de partidistas", asegurando también que es necesaria "generosidad e ilusión" y no "enfrentamiento".

En cualquier caso ha querido dejar claro que "aunque algunos se empeñen –en referencia a un reciente artículo de la diputada de la formación de Rosa Díez, Irene Lozano, por el que había sido preguntado- UPyD no es nuestro enemigo". Además, según Rivera ambas formaciones tendrán que acabar por "estar juntos", bien sea "antes o después" de unas elecciones.

En este sentido, el de Ciutadans ha asegurado que no hay "un contacto directo especial" ni con la plataforma Reconversión que encabeza Vidal Quadras ni con Santiago Abascal, que recientemente ha abandonado el PP, aunque en ambos casos señalaba "buenas relaciones personales".

Gobernar con PSC y PP

Por lo que sí ha apostado Rivera es por ganarle las elecciones al nacionalismo en Cataluña, pero para eso "no puedes ir pidiendo perdón como hacen PP y PSOE" que todavía quieren "pactar con CiU".

Y es que según el de Ciutadans "si algún día sacamos –la suma de PSC, PP y C’s- un escaño más que los nacionalistas hay que ir a gobernar", aunque admite que "no será el mejor de los gobiernos" si lo ve como "el menos malo" y considera "fundamental" que Cataluña tenga "un gobierno que apueste por la convivencia y que cumpla con la Constitución".

En España

    0
    comentarios

    Servicios