Menú

Rajoy: "Antes la zozobra formaba una nube negra, ahora se respira otro aire"

Rubalcaba calienta a la bancada popular con una cita bíblica y Rajoy le responde: "Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra".

40

Los temores han desaparecido. Hasta la fecha, cuando el presidente hacía balance en el Congreso de los Diputados de un Consejo Europeo alertaba de que aún quedaba trabajo pendiente y solía utilizar la coletilla de que, en Bruselas, las cosas no van tan rápido como gustaría. Pero todo eso quedó atrás: "Antes la zozobra y el desasosiego formaban una nube negra. Ahora se respira otro aire".

Mariano Rajoy hizo un análisis sin atisbo de crítica en el que el optimismo lo abarcó prácticamente todo. Se ha puesto fin "a la angustia" y las perspectivas hoy son distintas. "Un tiempo nuevo" en el que la Unión Europea ya ha dejado atrás el hablar únicamente de consolidación fiscal, para abrir el abanico y poner en marcha otras políticas.

Cierto es que el Gobierno español ha participado de forma activa para que este nuevo escenario sea una realidad, por ejemplo defendiendo alto y claro "una auténtica unión económica y monetaria". Y de ahí que Rajoy volviera a sacar pecho por lo superado, volviendo a poner encima de la mesa que se "evitó un eventual rescate y esto hoy se reconoce sin ambages".

"Lo peor ha pasado y hemos empezado a transitar por la senda de la recuperación", radiografió en la sede de la soberanía nacional. "Contemplo el futuro y el presente con esperanza", aseguró ante la opinión pública.

El Rubalcaba más bíblico

En el turno de fijación de posiciones, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, comenzó calentando a la bancada popular al citar una frase bíblica -"Diría mi amigo José Bono en esta tribuna"-, para minimizar el efecto de las políticas de Rajoy en la mejoría de la economía española.

"Una palabra tuya bastará para sanarme. Y así fue. Una palabra del señor Draghi bastó para que la prima de riesgo, no sólo en España sino en toda Europa, comenzara a bajar poco a poco", afirmó. Ante el griterío y las risas desde la bancada popular, Rubalcaba se limitó a sonreir: "Me ayudan a corregir mis errores evangélicos".

Una apelación a las sagradas escrituras que no quiso obviar el jefe del Ejecutivo, al responderle con otra: "Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra, señor Rubalcaba. Y usted no está libre de pecado porque fue una política económica la que nos ha traído hasta aquí".

Ovación de los populares tras la que concluyó diciendo: "Así que no transmita la idea de que las políticas nacionales no sirven para nada". Referencias religiosas que continuaron en el turno de réplica del presidente a la intervención del portavoz adjunto de CIU, Sanchez Llibre: "Y el futuro, Dios y quien tenga que hacerlo, proveerá", pronunció.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation