Menú

Rajoy sitúa a Quiroga como nuevo referente del PP frente a los críticos

La vicepresidenta la arropa en Bilbao y ésta contesta sobre los críticos que "hay relevo". Con Rajoy habla de ETA. No todos confían en ella.

68

Poco a poco, Arantza Quiroga se va sintiendo fuerte políticamente. Desde que Antonio Basagoiti le dejara al mando del PP vasco ha ido paulatinamente ganando influencia. Primero, haciendo de portavoz del partido a nivel nacional en fin de semana, después introduciendo su mensaje y, finalmente, diciéndole al presidente cuál debe ser la hoja de ruta en el País Vasco.

A primeros del mes de marzo, Quiroga será refrendada como presidenta de los populares vascos en un congreso extraordinario que fue demorado hasta que se viera con la fortaleza interna suficiente. En San Sebastián estará Mariano Rajoy para darle su apoyo explícito. Si bien, esta semana ha marcado un punto de inflexión para ella, convirtiéndose en el referente oficial frente a las voces críticas.

Este mismo mes de enero, el presidente la recibió en la Moncloa para abordar la situación del País Vasco de forma discreta. Quiroga habla de poner en marcha una "operación" para liderar el fin de la banda terrorista, y para ello cree que Rajoy e Iñigo Urkullu tienen que ser cómplices e ir de la mano. Así se lo dijo al jefe del Ejecutivo, al que le reclamó que se reuniera con el lehendakari -cosa que podría haberse producido ya o se llevará a cabo en breve-.

"Hay que tener altura de miras", suele decir. Y para vender su discurso cada vez tiene más apariciones públicas y entrevistas en medios de comunicación. Rajoy confía en ella, y le escucha y aborda la política antiterrorista como antaño hacía con Basagoiti, a pesar de que en las distancias cortas ambos son diferentes.

Quiroga es el nuevo referente del PP frente a viejas glorias. Así lo entienden no pocos cargos consultados tras una semana de convulsión previa a la convención nacional, que da inicio este viernes, y en la que participa para hablar de la "España plural". Ella ha replicado con crudeza a María San Gil y ha minimizado la renuncia de Jaime Mayor Oreja y el portazo de José María Aznar. Ella fue, por cierto, la que decidió no acompañar al expresidente a un acto con víctimas que a finales del año pasado tuvo en el País Vasco.

Soraya le arropa en Bilbao

Para que no quedasen dudas, la vicepresidenta -cuyo poder en el Gobierno y en el partido es incontestable- se desplazó a Bilbao para arropar a Quiroga en un desayuno informativo y decir públicamente que están con ella. No es habitual que Soraya Sáenz de Santamaría se prodigue en este tipo de foros, y menos fuera de Madrid. "Sigue defendiendo las mismas ideas y el mismo proyecto de defensa de la libertad y la democracia", dijo de ella.

La fotografía es tan potente como simbólica, y más a las puertas del cónclave vallisoletano. Rajoy está con Quiroga, que en una reciente entrevista en El País pidió "manos libres para todo". Su proyecto "es más importante que nunca", insistió Sáenz de Santamaría. Y aún añadió: "Fue la imagen del cambio político cuando por primera vez una mujer del PP" asumió la presidencia del Parlamento vasco y ahora "con el PP enraizado en la sociedad vasca, es también aquí un partido de gobierno".

Recelos internos

No todos en el PP confían en ella. En 2008, "fue de las primeras en criticar a San Gil", deslizan algunas fuentes. Su silencio en el Comité Ejecutivo monopolizado por la reforma de la ley del aborto fue muy comentado: Quiroga es católica confesa y próxima a la Obra, pero no salió en apoyo a la reforma de Alberto Ruiz Gallardón. Pero lo que más preocupa internamente es una "deriva" como en Cataluña. "Como haga como Alicia -Sánchez Camacho- nos pasará como allí, que cada vez seremos más insignificantes. Y eso es lo que parece que quiere con tanto guiño al PNV", según la reflexión de un histórico del PP.

Por si acaso, y por enésima vez, María Dolores de Cospedal se vio en la obligación de alejar fantasmas sobre la política antiterrorista del Gobierno. Lo hizo en TVE, y lanzó un órdago muy claro a Vox: "No es lo mismo hablar de política antiterrorista cuando se es partido de Gobierno o cuando no le eres y no lo vas a ser nunca", dijo. Y llegó a afirmar: "Algunos intentan politizar el tema del terrorismo y de la víctimas, que debe estar al margen de los partidos".

En Génova admiten que Vox puede hacerles daño en el País Vasco, donde sus resultados electorales no son de por sí buenos. Y de ahí que también quieran relanzar la imagen de Quiroga y esperan que su perfil conservador atraiga al electorado de toda la vida.

Desde luego, esta semana ha estado en la pomada. "Si una persona se va del PP, no se lleva sus valores, ni se diluye su proyecto", proclamó junto a Sáenz de Santamaría, marcando distancias con los críticos. Es conocido que su relación con Mayor no es la mejor, como tampoco con el hoy eurodiputado Carlos Iturgáiz; ambos antiguos jefes de filas. "Hay relevo", sentenció. "Unos se van y otros siguen. Unas veces estás y otras no, y no pasa nada. Es ley de vida", insistió.

Quiroga tiene un gran apoyo en Iñaki Oyarzábal, su número dos en el País Vasco pero con un cargo clave en Madrid: es el representante del PP ante las víctimas del terrorismo en calidad de secretario de Libertades Públicas y Justicia de la formación a nivel nacional. También en Borja Sémper, su escudero en el Parlamento de Vitoria. Pero aún más importante, Rajoy entiende que ella es la nueva imagen de "centro" y "moderación".

Mientras Quiroga se hace un hueco, dos pata negra se posicionaron del lado de Rajoy para intentar acabar con la polémica a pocas horas de la convención nacional. "La responsabilidad de Aznar está blindando la unidad del partido desde su puesto de presidente de honor. Estoy convencido de que nadie puede ir contra su familia y, mucho menos, alguien tan responsable como el presidente Aznar", afirmó Alberto Núñez Feijóo, el presidente autonómico con más peso en el PP. "Tiene razones de agenda", trató de escabullirse Rita Barberá. También se sumó al argumentario oficial la propia mujer del expresidente: "No creo que exista ruptura del partido", zanjó Ana Botella.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation