Menú

Crisis en el PP vasco: Oyarzábal podría dejar la secretaría general

Alonso y Maroto quieren que Oyarzábal siga como número dos, pero Quiroga amaga con la posibilidad de que sea el líder del PP de Vizcaya.

47
Alonso y Maroto quieren que Oyarzábal siga como número dos, pero Quiroga amaga con la posibilidad de que sea el líder del PP de Vizcaya.

La estabilidad en el seno del PP vasco salta por los aires a las puertas de su congreso extraordinario, que se celebrará a mediados de marzo. La posibilidad de que Iñaki Oyarzábal deje la secretaría general ya se barruntaba en la convención nacional -y así se hizo eco este diario- pero tomó forma este lunes en una tensa reunión a tres bandas en la sede de Bilbao.

Arantza Quiroga pretende que Antón Damborenea, presidente del partido en Vizcaya, sea su nuevo número dos y así se lo transmitieron ambos a Alfonso Alonso en un encuentro que debía ser secreto. Pero el portavoz del Grupo Popular, que también es líder de los populares en Álava, no dudó en posicionarse en favor de Oyarzábal y la conversación acabó tornándose en una discusión de alrededor de tres horas.

"Tenemos un lío tremendo", deslizó una de las partes ante el sepulcral silencio oficial. Quiroga se ve ahora en una situación muy comprometida. Por una parte, Damborenea reclama el puesto y recuerda que el PP de Vizcaya es el más importante electoralmente y el que menos representación posee en la dirección. Por otra, Oyarzábal se niega a que le quiten la silla mientras que cargos próximos a él le defienden públicamente, lo que evidencia todavía más la brecha.

De hecho, justo antes de la reunión, pero con los nervios ya a flor de piel, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, no dudaba en salir en defensa del todavía secretario general en presencia de Quiroga: "si yo fuera presidente del PP vasco no me gustaría más que contar con Iñaki en mi equipo y muy cerca", señaló en un desayuno informativo.

Mientras Quiroga, Alonso y Damborenea discutían, en una sala contigua esperaban tanto Oyarzábal como el propio Maroto y otros actores clave del PP vasco, como Borja Sémper. "Lo único que puedo decir es que o arreglamos esto y lo hacemos con discreción o llegamos al congreso divididos, y eso no puede pasar de ninguna de las maneras", en una opinión compartida por varias fuentes consultadas.

Aunque las tensiones territoriales parecen ser el leitmotiv de la crisis, algunas voces del partido aducen además que Quiroga "ha escuchado las quejas" de cargos del PP a nivel nacional con respecto a Oyarzábal. "Algunos de sus comentarios, por ejemplo respecto a las víctimas, han sido ofensivos y no han gustado a muchos. Y esto también llega al País Vasco", afirmaba un cargo con responsabilidad institucional. "Hay quienes creen que ha llegado la hora de un revulsivo porque la gente está muy cabreada", añadía.

La posibilidad de ser eurodiputado

Quiroga guarda silencio, pero la brecha está ahí y el tiempo corre. Algunos dirigentes -ya en la convención de Valladolid- sugirieron la posibilidad de que Oyarzábal recayera en la lista europea manteniendo su puesto en Génova, como secretario de Justicia, Derechos y Libertades. Esto pondría en duda la continuidad de Carlos Iturgáiz, si bien tanto en Génova como ptras fuentes de alto nivel ven en este movimiento un gran riesgo electoral: "podríamos perder muchos votos", apuntan.

Desde la dirección nacional se observa con preocupación la situación y admiten en privado que es una prueba de fuego para Quiroga, que pretende salir del congreso extraordinario con un gran respaldo interno. La buena noticia le llegó desde los micrófonos de esRadio: "En ningún momento se me ha pasado por la cabeza una candidatura alternativa", contestó Carlos García, concejal de Elorrio y con gran tirón en las bases. "En el País Vasco somos muy pocos y la unidad entre lo que estamos es muy importante. No es bueno confrontar", argumentó.

En todo caso, García sí reconoció que "estamos en el suelo electoral" y "los que se han ido deberían volver", en referencia velada a Vox y a la traumática salida de María San Gil. "Cuantas más sensibilidades haya mejor nos va a ir", reseñó. Mientras, un histórico del PP vasco lamentó la "guerra" entre Quiroga y Oyarzábal: "se están pegando por cambiar las caras pero no los discursos y así nunca vamos a remontar en las elecciones".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation