Menú

Rajoy anuncia que los nuevos contratos fijos sólo pagarán 100 euros de cotización

Una tarifa plana de 100 euros que afectará desde hoy a los nuevos contratos indefinidos. ¿Qué significa?

139

Mariano Rajoy comparó titulares para proclamar el fin de la recesión y avanzar una etapa "más tranquila y llevadera". Los titulares usados eran reales, en concreto de la prensa extranjera durante los años 2012 y 2013. "España cerca del abismo", se escribía hace ahora dos años. "No se alarmen, éste no es el titular que transmite el presidente", arrancó socarrón en el Debate sobre el estado de la Nación.

Recordó más artículos que generaron entonces auténtico pánico. "La deuda ahoga España", "Los mares de España pueden golpear a la economía mundial", "España colapsará sí o sí" o el mítico "España: el rescate o el caso". Pero, según su relato, el Gobierno se mantuvo firme y llevó a cabo reformas, y la tendencia cambió. Y también los titulares: "Signos de esperanza en el mercado laboral", "Mayor interés en España", "España desconcierta a los analfabetos financieros" o "España es la nueva Alemania".

"Son los mismos medios de comunicación, sólo que un año más tarde. La distancia entre el anterior debate y éste", afirmó el presidente. Un recurso, el de comparar titulares, que ya utilizó Carlos Floriano en la última convención del PP recibiendo el aplauso expreso de Rajoy, del que ahora hizo uso para sentenciar: "Ha cambiado el panorama español. Es evidente un cambio de enorme consecuencias. Se trata de un cambio de tendencia, ha variado el rumbo, ni más ni menos".

Ya son "ambiciones"

El presidente recibió el aplauso de los suyos y el murmullo del resto. En la tribuna de invitados, su mujer, Elvira Fernández, y un buen puñado de presidentes autonómicos del PP. "Hemos invertido la dirección de nuestra marcha", o en otras palabras se ha pasado "del retroceso al avance, de la caída a la recuperación". En palabras de Rajoy, "hemos atravesado con éxito el cabo de Hornos" y a la etapa ahora ya no incluye sobresaltos. "La posibilidad del rescate no tiene sentido", se felicitió.

"No hablamos de esperanzas sino de ambiciones", ofreció como titular. El discurso de Rajoy no sonó a nuevo en sus primeros compases. "A esto se le puede añadir matices y colores" pero "avanzamos en la buena dirección" y, según el presidente, "el esfuerzo" es del conjunto nacional. "No reivindico el mérito del Gobierno", llegó a decir.

Nuevo escenario

El presidente estuvo cerca de 40 minutos tirando de la herencia recibida y de las dificultades con las que se encontró cuando accedió a la Moncloa. "El mérito es de los españoles porque toda España está cargando con el trabajo adicional de que nadie quede en la cuneta", insistió. Pero, hecho el balance, empezó con la catarata de anuncios. El primero, la revisión al alza del crecimiento del producto interior bruto: del 1% para el año 2014 y del 1,5% en el 2015.

Fue el momento de las buenas nuevas, si bien desde el gabinete se asegura que siguen siendo conservadores. El sector exterior seguirá siendo protagonista, con un saldo positivo en la balanza por cuenta corriente y capital del 2% este año y del 2,5% el próximo. Además, y tal vez lo más importante, "se creará ya empleo neto" en 2014 y habrá más afiliados para la seguridad social.

La reforma fiscal

Capítulo especial le dedicó a la reforma fiscal. El cambio más inmediato será en la estructura del Impuesto sobre la Renta. "Aliviará la carga fiscal, con especial incidencia en las rentas medias y bajas", prometió. Y dio un dato: "12 millones de contribuyentes se verán beneficiados por la reforma" a partir del 2015. Es más, "los trabajadores que ganan menos de 12.000 euros al año no pagarán el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas", en palabras de Rajoy.

Además, prosiguió el jefe del Ejecutivo ante el aplauso constante de su bancada, "mejorará las deducciones fiscales para las familias" elevándose los mínimos personales por hijos. Y lo mismo se hará respecto a "los ascendentes y personas con discapacidad que convivan con con el contribuyente".

El anuncio estrella

Tras las medidas fiscales, las relativas al empleo. "Les comunico", solemnizó el presidente, que "con efectos del día de hoy" la contratación indefinida de nuevos trabajadores tendrá una tarifa plana de cotización a la Seguridad Social de 100 euros. "Se trata del impulso a la creación de empleo neto más importante de nuestra historia", según Rajoy.

Una acción estrella que verá la luz este mismo viernes en el Consejo de Ministros, pero que tiene requisitos. "En el caso de que una empresa no mantuviera el contrato del trabajador durante los 3 años siguientes a la contratación inicial, deberá integrar todos los beneficios aplicados", expuso. Cualquier empresa, independientemente de su tamaño, podrá beneficiarse: 100 euros al mes, ni uno más, durante los primeros 24 meses "siempre que suponga un aumento de plantilla".

Medidas económicas

Rajoy hizo otros anuncios en clave económica a corto y medio plazo:

  • El Gobierno aprobará antes de verano una Estrategia de Activación para el Empleo para los próximos dos años.
  • Se pondrá en marcha un nuevo modelo de formación profesional que, a partir de ahora, estará sometido a una evaluación permanente de los resultados.
  • Se aprobará este mismo viernes un paquete de leyes de fomento de la financiación para mejorar la liquidez empresarial y fortalecer la financiación no bancaria para pequeñas y medianas empresas.
  • Puesta en marcha de la "Ley Ascensor".
  • Se aprobará este viernes una modificación de la legislación de capital riesgo.
  • Reforma de la normativa concursal para facilitar que las empresas con viabilidad reestructuren su deuda cuanto antes.
  • Se aprobará este viernes el Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Española, en la que se articular los recursos públicos de apoyo a las empresas en el exterior.
  • Se propondrá una nueva Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, que por primera vez integrá una regulación específica y estricta de la Administración Institucional.
  • Unidad de mercado. El 9 de marzo entrará en vigor el principio de licencia única y entrará en funcionamiento el nuevo mecanismo de protección de operadores.

Regeneración democrática

La economía ocupó la mayor parte de su intervención, pero no toda. En el marco europeo, hizo una breve mención a la inmigración ilegal para recordar que es un problema del conjunto de la Unión. Sobre regeneración democrática, el presidente se revolvió ante "las sombras" que se posan en la clase política y volvió a sacar pecho de la Ley de Transparencia. "Debe haber una respuesta clara y contundente para aquellos comportamientos que incumplan la legalidad", dijo, sin citar en ningún caso a Luis Bárcenas, el extesorero del PP. Destacó, en todo caso, "las medidas penales y procesales de lucha contra la corrupción":

Según el jefe del Ejecutivo, "la Justicia llega a todos por igual". Aunque matizó: "Es necesario que lo haga a tiempo, para que no sea, como ya dije el año pasado, ni una condena anticipada ni una reforma de impunidad". "La corrupción no ataca a ninguna ideología ni a ningún partido más que a otro. Ataca a la democracia, socavando su credibilidad y destruyendo la confianza", afirmó mirando al PSOE. Habló de los "casos de corrupción que tenemos noticia hoy", sin especificar, e insistió en la "prevención y el castigo".

Defensa de la Constitución

La defensa de la Constitución ocupa y preocupa al presidente, y así dejó constancia. Claramente conformó la segunda pata de su estudiada intervención. "Nadie unilateralmente puede privar al conjunto del pueblo español de su derecho a decidir su futuro", pronunció, con la solemnidad que da hacerlo en el Congreso, y en el debate parlamentario más importante del año. "Mi obligación es cumplir la ley y hacerla cumplir", le recordó a Artur Mas, al que no citó.

Para la despedida, la confirmación: para el presidente, la economía sigue siendo lo más importante, y a su juicio la luz al final del túnel está cada día más cerca. "Estamos en otra etapa, más llevadera y más reconfortable, porque ahora se palpan resultados, se confirma el acierto de las medidas adoptadas, y entran justificación los sacrificios", resumió.

En su opinión, en estos dos años, el Gobierno ha metido mano a todo lo importante, a pesar de quienes se quejan de que las reformas han sido laxas. El único fallo que encuentra Rajoy es el de la falta de empleo: "No es para estar satisfechos, si contemplamos lo que nos queda, pero, señorías, en la senda de la recuperación del bienestar, bien podemos decir que ya hemos alcanzado la primera cumbre".

Rajoy dejó el Hemiciclo con su bancada puesta en pie sin dejar de aplaudirle. Con su Gobierno con cara de satisfacción, a la espera de una crisis que no llega. Con el ruido interno por la falta de un candidato a las elecciones europeas. Nada de esto dijo el presidente, que se centró en su libro; las reformas. "Todas van a lograr que al salir de la crisis España se muestre al mundo con un nuevo rostro, rejuvenecido, como corresponde a un país que ha sabido fortalecer sus posibilidades, dinamismo y eficacia", enfatizó. Queda "una gran tarea", pero cuesta abajo. El olvido más llamativo del jefe del Ejecutivo, el de las víctimas del terrorismo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation