Menú

Artur Mas manipula el legado de Suárez en su velatorio

Coordinados en su argumentario, los nacionalistas catalanes viajan a Madrid para defender que Adolfo Suárez permitiría una consulta en Cataluña.

92

Era una capilla ardiente. Un velatorio. Pero algunos no lo entendieron así, y no desaprovecharon la oportunidad de hacer política utilizando la muerte de aquel que ellos mismos califican como "el arquitecto de la transición". Los nacionalistas catalanes de CiU venían coordinados y con el argumentario preparado.

El primero en hacerlo fue el primer político en estrenar el atril destinado a las declaraciones y ubicado en el patio del Congreso, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida. Tras salir de la capilla ardiente en el edificio de Palacio, y darle el pésame a sus familiares, Duran alabó al "piloto de la transición" y defendió que "su legado debería imprimir el futuro político de este país" porque "hizo del diálogo y del consenso dos piezas políticos que hoy más que nunca son necesarias".

Pero acto seguido, no dudó en aprovechar el velatorio para hacer política en defensa de la consulta catalana, eso sí, de forma velada. "Cuando se habla de consenso hay que ser consciente de que significa cesión por parte de todos para intentar buscar el bien común de toda la sociedad. Hay muchas cosas pendientes que requieren solución, tanto en el ámbito social como el territorial, que deberían ser tratadas desde ese diálogo y esa capacidad y desde ese coraje que siempre mostró el expresidente Suárez".

La intencionalidad de Mas

Horas más tarde, a las 13:58 horas, llegaba su jefe de filas, el presidente catalán Artur Mas. Suspendió todos sus actos previstos, viajó a Madrid y dijo que el expresidente representa valores de lo que "algo podemos aprender". "Tuvo una gran visión en momentos muy difíciles, un auténtico sentido de Estado, audacia, coraje político, coraje personal y mucha generosidad".

Como si se sintiera reflejado en la figura del presidente Suárez, y sin citar en ningún momento su desafío independentista al Estado, Mas continuó alabando que Suárez "miró más por el bien común que su bien personal y el de su partido. Figuras así hay pocas, y las pocas que hay, hay que destacarlas, reconocerlas humildemente. Es bueno que todos aprendamos de estos valores, esta forma de ser y de hacer".

Su única referencia velada a la consulta catalana y a la actitud del presidente del Gobierno, mariano Rajoy, fue al decir que "en los momentos actuales los valores de Suárez tienen plena vigencia y se echan en falta. Gran visión, sentido de Estado, audacia, coraje, generosidad que hoy hacen falta otra vez".

El presidente de Generalidad se atrevió incluso a compararse con Josep Tarradellas, un firme defensor de la españolidad de Cataluña y enemigo declarado de Pujol. Así, citó como ejemplo del coraje político de Suárez que "restableció la Generalidad de Cataluña con el retorno de Josep Tarradellas antes de que aprobara la Constitución. Quién lo vio y quién lo ve", dijo.

"A grandes retos, grandes soluciones" dijo, y pidió "coraje para enfrentarse a situaciones que en parte son de antes y en parte nuevas".

Suárez "nunca miró hacia otro lado, miró de cara, se enfrentó a los problemas, no dejó que fueran pasando, ni los rehuyó ni los soslayó. Fue un activo político que deberíamos tener muy presente en los momentos actuales", añadió. "Hizo mucho en muy poco tiempo y lo hizo bien, aunque en aquel momento no se le reconoció plenamente: se atrevió, actuó con gran valentía, arriesgó ganó y se quemó o le quemaron. Pero hizo todo eso. Gente con esta visión y con este sentido hacen especialmente falta", concluyó.

Y no se quedó ahí. Sin venir al caso, y en un intento de respaldar esa supuesta connivencia entre los valores de Suárez y los suyos propios, se permitió desvelar las palabras que el hijo del ex jefe del Ejecutivo en el interior de la capilla ardiente. "El señor Suárez (Illana) me ha dicho también que transmitiera sus saludos más fervientes al conjunto del pueblo de Cataluña, y que en este momento era yo posiblemente el mejor canal para que la familia Suárez reconociera también al pueblo de Cataluña todas las muestras de proximidad, de pésame y de cordialidad por parte de muchos catalanes".

Saludos fervientes, reconocimiento, pueblo catalán y proximidad. Palabras no en vano cargadas de enorme intencionalidad política, a sabiendas de que ningún periodista se acercaría a la familia Suárez, en su dolor, a confirmar la noticia.

Roca le afea su "utilización"

Un juego en el que no quiso entrar uno de los padres de la Constitución, el abogado Miquel Roca, quien, al ser preguntado por la insinuación de Artur Más dijo que "éste es un mal momento para instrumentalizar la figura de Alfonso Suárez". Visiblemente incómodo, el abogado de la infanta se limitó a responder que "la figura de Adolfo vale por sí mismo, por su recuerdo, por su presencia y por todo lo que ha dejado. Compararlo con algo a mí no me va. Le valoro por lo que hizo, y lo que aportó, y la manera en la que lo hizo y con el estilo que lo hizo... pero hoy no toca".

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation