Menú

Rajoy deja que Cospedal desvele el misterio: Cañete candidato

Es un marianista 100%, amigo en los momentos duros. También es aliado de Cospedal, que sale reforzada. Su discurso está alejado del de Mayor.

0
Luis Herrero entrevista a Ana Palacio En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Miguel Arias Cañete no quería: prefería ahorrarse la maratón de mítines y recalar directamente en una Comisaría. Ése será previsiblemente su retiro dorado tras tantos años de servicio. Pero Mariano Rajoy, su amigo, le ha pedido un último esfuerzo: concurrir a las elecciones europeas como número uno. La tarea encomendada no es fácil. Las encuestas publicadas hasta la fecha no otorgan una mayoría clara al PP y el andaluz es consciente de que su jefe se la juega: si se pierden los comicios, estallará la crisis interna.

En esta designación hay que entender los lazos personales entre ambos. Arias Cañete estuvo con Rajoy en los peores momentos, cuando en 2008 perdió por segunda vez su pulso con Zapatero y muchos le dieron la espalda. Él se quedó quieto en su despacho de Génova, al lado del hoy presidente, y siendo uno de los promotores del viraje al centro político. Y eso el jefe del gabinete no lo olvida.

En el partido nadie duda de que el destino final es una Comisaría, que "se merece" por su acreditada hoja de servicios. Por ello, hay que estar muy pendiente del número dos. El Comité Electoral, órgano que preside Alicia Sánchez Camacho, se reúne el jueves por la tarde y se informará por comunicado de la candidatura al completo. Algunos cargos opinan que Marimar Blanco, la presidenta de la Fundación de Víctimas, está llamada a ocupar un puesto en la zona noble. Entre los primeros puestos también estará Ramón Luis Valcárcel, que hace pocos días dejó la batuta del Gobierno de Murcia.

Era un secreto a voces. El martes, mientras el Congreso debatía sobre el órdago separatista, ministros y altos cargos hablaban como si la decisión ya estuviera tomada. El presidente, en una conversación informal, dijo entonces que no habría sorpresas. "Será Miguel", se repetía, ya con la tranquilidad de que Rajoy había movido ficha. El otro candidato en las quinielas, Esteban González Pons, se descartaba por enésima vez en conversación informal con este diario.

El pasado 27 de enero, Jaime Mayor Oreja renunciaba a una tercera candidatura. Desde entonces, no ha hecho declaración pública alguna ni ha acudido al Comité de Dirección. Los suyos aseguran que tiró la toalla porque ya no compartía el discurso de Rajoy; los marianistas, en cambio, aducen que ya sabía que en esta ocasión no se iba a posar el dedo divino. Sea como fuere, en las elecciones de 2009, en Génova lo tenían claro: si se perdía lo hacía Mayor pero si se ganaba era cosa de Rajoy. En esta ocasión, no hay dudas de que Miguel Arias es 100% Rajoy. Esto es, el presidente también sudará el mono de campaña.

La crisis de Gobierno

Fuentes de la dirección nacional no aclararon si Mayor Oreja estará el sábado en Toledo. El partido al completo se reunirá en la capital de Castilla-La Mancha para arropar al nuevo candidato. Será su puesta de largo, su primera intervención preelectoral, en otro claro guiño a Cospedal. Si bien, esto no quiere decir que la crisis de Gobierno vaya a ser este viernes. De hecho, es bastante improbable. "No hay previsto nada de eso por lo que usted se interesa, no. Cuando haya algo se lo diremos", se limitó a contestar Rajoy en los pasillos del Congreso.

En todo caso, los rumores arreciaron. ¿Será sólo Cañete? ¿La crisis afectará a más ministros? Rajoy afirma que no habrá sorpresas, lo que significaría que la remodelación será mínima. Pero hay margen para todo. De momento, los miembros del gabinete dicen estar tranquilos. El martes por la tarde, con la noticia ya en los mentideros parlamentarios, Ana Mato (Sanidad), José Ignacio Wert (Educación) o Cristóbal Montoro (Hacienda) no transmitían alarma alguna.

La incógnita también se mantiene sobre el sustituto de Arias. Él ha señalado la opción que más le gusta: Isabel García Tejerina, secretaria general del ministerio. Pero en el PP hay quién no descarta que sea Javier Arenas, que así regresaría a la primera línea. Él lo niega de forma tajante.

El candidato de Cospedal

María Dolores de Cospedal, a quien Rajoy otorgó el premio de anunciar el candidato, no quiso dar pistas sobre la crisis del Ejecutivo. "No me corresponde a mí", se escudó. En comparecencia de prensa, rechazó el término "retraso" para definir lo ocurrido con el anuncio. "Me utiliza a usted, con todo el derecho, la palabra retraso pero quiero recordar que el periodo de presentación de las listas se abre el 17 de abril", fue su respuesta, a pesar de que el secreto ha generado todo tipo de especulaciones desde principios de año.

Cañete es aliado de la número dos, su hombre hasta la fecha en la Moncloa que ahora formará parte de maitines, su núcleo duro en Génova. Él mismo insistió en poner a Cospedal en los titulares al asegurar que fue su SMS a las 11:30 horas de este miércoles el que le confirmó como candidato, aunque las fuentes consultadas recalcan que lo sabía desde bastante antes. En todo caso, su elección es todo un balón de oxígeno para Cospedal después de las crisis de la formación en País Vasco y principalmente en Andalucía. "Es una persona excelente y muy adecuada, especialmente en estos momentos, para representar al PP en las elecciones", resumió la secretaria general con una sonrisa de oreja a oreja.

Nada más conocerse el anuncio, el todavía ministro recibió el aplauso de sus compañeros de partido en el Congreso. A primera hora, Alfredo Pérez Rubalcaba ponía sobre la pista a los diputados una vez Rajoy llamaba a la participación en el pleno sobre el último Consejo Europeo: "Ha sido un final interesante, señor Rajoy. Para sus compañeros que no lo han podido ver, les voy a decir que algunos de sus ministros aplaudían fervorosamente al señor Arias Cañete". Las risas se multiplicaban en la bancada azul. "Mire, ¿ve?, los que lo hacían se ríen ¿eh? Para que vean que es verdad". Inmediatamente después, Génova convocaba a los periodistas por SMS y se daba por resuelto el gran misterio. "Es un candidato muy bueno", remató el propio Rajoy en las Cortes.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD