Menú

Rajoy elogia el "sentido de Estado" de Rubalcaba

El presidente desvincula la decisión del Rey de la marcha de Rubalcaba. La actuación del PSOE, dice Rajoy, ha sido "ejemplar".

66

El que vivimos "es un momento muy importante en la vida de la nación", y el presidente quiso dejar claro que su Gobierno hará cumplir las leyes con independencia de lo que digan o hagan las formaciones minoritarias. Se le preguntó por la abstención de CiU, y él llamó a no hacer "política pequeña". Enfrente, hizo una encendido elogio del "sentido de Estado" del aún líder del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ni el tono ni el fondo fue el de una comparecencia al uso. Era su primera rueda de prensa tras la abdicación de don Juan Carlos, y Mariano Rajoy quiso ser contundente y solemne. Tenía muy claro lo que quería decir: "España es por fortuna una democracia avanzada, con unas instituciones fuertes y con un cuerpo legislativo que se va a cumplir, al menos mientras yo sea presidente", sentenció.

Según su relato, el Ejecutivo "ha informado con transparencia y lealtad" y nadie ha sido "ni ignorado ni preterido". Esto es, todo el arco parlamentario ha tenido información directa del poder ejecutivo sobre el periodo que ahora se abre. Y exigió política con mayúsculas ante el desembarco de don Felipe en la Jefatura del Estado. "Se van a seguir cumpliendo las leyes", quiso recalcar.

Nada que objetar sobre el comportamiento del PSOE y, en especial, de Rubalcaba. Ha sido "serio" y "ejemplar", a su juicio. Y Rajoy dio la impresión de que todo está muy pactado a corto plazo con el principal partido de la oposición. "No tengo ninguna duda de su comportamiento (el del PSOE) en las próximas fechas", destacó, preguntado expresamente por las voces dentro del socialismo que instan a un referéndum para votar entre monarquía y república.

En este contexto, el jefe del Ejecutivo desechó la teoría de que el Rey pudiera adelantar su anuncio para que coincidiera con Rubalcaba aún dirigiendo Ferraz. "No tiene nada que ver con ese asunto al que usted se refiere", rechazó de plano. Una tesis, por cierto, a la que en privado se han sumado destacados cargos de su propia formación en las últimas horas. "Esto no se podría haber hecho sin él", según un miembro de la dirección nacional, que apunta a Susana Díaz como la mejor opción al frente de Ferraz.

A la pregunta de "qué vamos hacer ahora" con don Juan Carlos, anunció que en "próximas" fechas se regulará su figura, aunque no dio detalles a pesar de la expectación mediática.

Rajoy se encontraba en Vidago, Portugal, y su homólogo Pedro Passos Coelho arrancó su intervención alabando las figuras del monarca y su hijo. La expectación entre la prensa lusa también era muy grande. A la pregunta del debate sobre monarquía o república, Passos se limitó a mostrar su respeto por las instituciones del "país hermano". "Nuestra confianza es total. Cualquier debate que pueda tener en España acerca de esta situación no va a merecer otra cosa que nuestro respeto", fueron sus palabras.

'No' a la reforma de la Constitución

Por último, y por si cupieran dudas, el presidente dejó entrever que la reforma de la Constitución no está en sus "prioridades" en lo que resta de legislatura. Mucho se ha especulado en las últimas horas sobre si el Ejecutivo parecía ahora dispuesto a abrir ese melón. "Es un tema recurrente", empezó su análisis. Pero, a diferencia de lo hecho en los últimos días, pareció cerrar la puerta a posibles cambios, a menos a medio plazo.

El presidente rechazó a quienes dicen "una cosa que no significa nada" y enumeró sus objetivos hasta las elecciones generales sin citar en ningún momento el texto de 1978. Así, reclamó saber "qué se quiere reformar" y vinculó su plan de reformas con la situación económica. "Crecimiento económico, creación de empleo y bases sólidas para el futuro de nuestro país", resumió.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation