Menú

El plan de Duran y los empresarios del 'Puente Aéreo' para reformar la Constitución

Trasladaron al príncipe una propuesta para que la Constitución reconozca a Cataluña como nación y permita las selecciones deportivas.

(Barcelona)
298
Trasladaron al príncipe una propuesta para que la Constitución reconozca a Cataluña como nación y permita las selecciones deportivas.
El foro "Puente Aéreo"

El príncipe Felipe está al corriente de la "solución" propuesta por algunos de los principales empresarios catalanes para resolver el expediente planteado por el proceso separatista y la consulta prevista para el próximo 9 de noviembre. Un selecto grupo de notables del sector financiero, las telecomunicaciones y los medios de comunicación, agrupados en torno a la entidad "Puente Aéreo", han tenido oportunidad de participar en al menos dos reuniones en los últimos meses con el príncipe y en ambas apareció la cuestión de una reforma constitucional.

La abdicación del Rey ha desatado (y desatascado, según el líder de Unió, Duran Lleida) la posibilidad de aprovechar el cambio en la Jefatura del Estado para introducir cambios en el texto constitucional que legitimen la Monarquía y resuelvan, de paso, el famoso "encaje" de Cataluña en España.

Como es obvio, el príncipe no alteró ni un músculo de la cara al conocer por sus interlocutores que la reforma constitucional debería contener cuatro puntos básicos desde el punto de vista "catalán": reconocimiento de Cataluña como nación, concierto económico y "reparación" fiscal en forma de inversiones estratégicas, traspaso de todas las competencias en materia de educación, lengua, cultura, ciencia y medios de comunicación así como un estatus diferenciado en el exterior, una suerte de consorciado diplomático en el que Cataluña tendría canales propios en la Unión Europea y las organizaciones internacionales, además de selecciones deportivas.

Tampoco el presidente de la Generalidad, Artur Mas, se ha mostrado entusiasmado al conocer el contenido de las gestiones de Duran y la reforma constitucional prevista. Mas está encastillado en la celebración de la consulta separatista y ha impreso el sello de la "desconexión con España" a esta nueva fase de la política.

Tiene al partido detrás y sus principales dirigentes cruzan los dedos para que el anuncio de Duran de dimitir como dos de CiU y presidente de la comisión de Exteriores del Congreso se cumpla y no sea lo que parece: una maniobra de presión para forzar a Mas a una negociación en la que es posible no cometer los errores de la "primera" Transición, cuando CiU renunció voluntariamente al concierto económico que sí quiso el PNV.

El bloque de partidos separatistas ha tendido un puente de plata para Duran Lleida, a quien consideran responsable de la falta de credibilidad del proceso separatista. Y no sólo cuestionan su papel dentro de CiU, sino que le culpan de no haber explicado en Madrid la verdadera dimensión del proyecto separatista. La reforma constitucional llega tarde y el relevo de Juan Carlos I por Felipe VI es un asunto de terceros, insisten en Convergencia y Esquerra. PP y PSOE han dado el enterado al plan de los empresarios y esperan acontecimientos.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios