Menú

Messi, sorprendido tras ser acusado de fraude fiscal

La Fiscalía investiga a Messi por defraudar más de 4 millones de euros. Aunque él defiende su inocencia, ya ha hecho varios pagos a Hacienda

0

Tal día como hoy, 12 de junio, pero de 2013, Libertad Digital contaba en su portada la sorpresa de Messi tras ser acusado de fraude fiscal. El jugador del Barcelona publicó un comunicado en el que expresaba su sorpresa: "Nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española. Algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna. Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación".

El despacho que lleva los asuntos profesionales del jugador aseguró que "como sus asesores legales y fiscales, adoptaremos todas las acciones legales oportunas en contra de la querella de la fiscalía y confiamos plenamente en la justicia".

La Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona se querelló contra Messi y su padre, a los que acusó de tres delitos contra la Hacienda Pública por haber defraudado presuntamente más de 4 millones de euros en sus declaraciones de IRPF de 2007, 2008 y 2009.

Según la Fiscalía, "con la finalidad de burlar la tributación", se simuló la cesión de sus derechos de imagen "a sociedades puramente instrumentales radicadas en paraísos fiscales y, complementariamente, se formalizaron contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras también instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia". Para el ministerio público, quedó constatado durante la investigación que "la iniciativa para defraudar partió de Jorge Messi", padre y representante del jugador.

El entonces presidente del Barcelona, Sandro Rosell, también defendió la "inocencia completa" del delantero y aseguró que le apoyarían en lo que hiciera falta además de confirmar que habían trasladado la tranquilidad a la familia: "He hablado con la familia, están súper tranquilos, y nosotros como club estamos tranquilos y dándole todo nuestro apoyo y respaldo, no tenemos ninguna duda de la inocencia completa de Leo en este caso".

Una semana más tarde, un juzgado de Gavá imputó al futbolista y a su padre presuntamente por haber defraudado más de cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria entre 2006 y 2009 correspondientes a sus derechos de imagen, y les citó a declarar.

El futbolista pagó entonces a Hacienda diez millones adicionales correspondientes a unas declaraciones complementarias a los ejercicios fiscales de 2010 y 2011. Mientras, el jugador permanecía ajeno a sus problemas con el fisco español: "Yo no entiendo nada de esto, para eso tengo mis asesores, que manejan estas cosas y confiamos en ellos". De hecho, el padre de Messi también le exculpó al remitir un escrito al juzgado diciendo que Messi "se ha dedicado siempre y solamente a jugar al fútbol".

Recientemente se ha sabido que Messi podría pagar 41 millones de euros para ponerse al día en los pagos a Hacienda. A los 10 millones que ingresó el jugador como declaraciones complementarias a los ejercicios de 2010 y 2011, habría que sumarle un aval por 25 millones más, por lo que la cifra ascendería a 35 millones. A esto habría que añadir la posible multa por fraude que daría ese montante total de 41 millones de euros.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios