Menú

Rajoy volverá a verse con Mas pero "no se sacará un conejo de la chistera"

Ambos conversan tras el cruce de declaraciones públicas. La presión empresarial ha sido grande. "Lo importante es que han hablado".

1

La presión para que vuelvan a reunirse ha sido grande; principalmente por parte del mundo empresarial y mediático. Pero en el Ejecutivo aseguran que las líneas rojas están claras "hoy y mañana" y descargan en Artur Mas la responsabilidad de llevar la situación "al límite". En todo caso, Mariano Rajoy volverá a recibir al líder catalán previsiblemente en la Moncloa. Falta por saber la fecha y el formato, pero deslizan que podría ser antes de verano y sin la discreción de otras ocasiones.

"Lo importante es que han hablado", resumió Soraya Sáenz de Santamaría al término del Consejo de Ministros. Ambos conversaron -depende de la fuente consultada, quién descolgó el teléfono fue uno u otro- tras una semana en la que se cruzó varios mensajes con Mas a través de los medios. "Si me llama mañana, viene mañana a la Moncloa", dijo el jefe del Ejecutivo en la sede de la soberanía nacional. Poco después, Mas apostillaba que le había pedido un despacho, pero no formalmente sino en el transcurso de la proclamación de Felipe VI. Este viernes, el diario El País titulaba su editorial: "¡Hablen de una vez!".

Lo que no quería Rajoy es dar la impresión de que rechazaba sentarse con Mas. Desde que estallara el conflicto, ha repetido cada vez que se le preguntaba que siempre estaría dispuesto a sentarse con Mas para "hablar". En un momento determinado, el Ejecutivo se llegó a mostrar dispuesto a negociar de todo aquello que permitiera la Constitución, pero la Generalidad anunció la fecha y la pregunta de la consulta, Rajoy se enteró por la prensa y los puentes entre ambos líderes -no así entre sus gabinetes- quedaron prácticamente rotos.

Escepticismo en la Moncloa

La llamada se ha producido, sí, pero en el Ejecutivo son escépticos. Las posiciones están muy enconadas y en Moncloa tienen claro quién ha de dar marcha atrás. "El presidente mantendrá su posición que es el no al referéndum de autodeterminación, porque lo dicen el Congreso y el Tribunal Constitucional. Sobre eso no puede disponer el presidente", recalcó la vicepresidenta. Se hablará "en la medida" en que lo permite la Carta Magna, añadió.

"En este tema no existe la posibilidad de sacarse un conejo de la chistera", resumió un ministro implicado en la cuestión. Rajoy ha dicho varias veces que España no se romperá con él al mando, y en línea se asegura que "la consulta no se va a celebrar por ilegal". En la Escuela de Verano del PP, que se celebra en un camping de El Escorial, los altos cargos coincidieron en que el diálogo "siempre está bien" pero no auguran posibles acuerdos. "La situación está parada desde el momento en el que Mas anunció que va a cometer una ilegalidad", en voz de uno de ellos.

Después del verano, admiten en el Ejecutivo, ya "sólo" se hablará de Cataluña y en la Moncloa afirman, sin dar detalles, que Rajoy está preparado para cualquier escenario. El primer muro, si Mas sigue adelante, será el Tribunal Constitucional. No es bueno abrir "escenarios" antes de que se produzcan, se justifican.

Sáenz de Santamaría no aclaró si durante la conversación entraron en el fondo de la cuestión: la charla "ha sido suficiente, que me parece que es una buena manera de medir la noción del tiempo", se limitó a contestar a los periodistas. Pero "la posición es la misma de siempre. No ha cambiado un milímetro", zanjaron del lado gubernamental. La reunión, sea cuando sea, en principio no será privada. En las anteriores, fuera de agenda, "Mas se encargaba de filtrar todo como le interesaba mientras nosotros guardábamos silencio por respeto".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation