Menú

Líderes europeos transmiten a Rajoy su queja por el ‘no’ de Sánchez

Fuentes diplomáticas aseguran que al menos cinco países se quejaron ante la delegación española en el transcurso de la reunión del PP europeo.

30

El presidente del Gobierno no quiso hacer sangre, pero dejó entrever que Pedro Sánchez -el que está llamado a ser su principal rival político- no ha entrado con buen pie en la primera línea de la política. Más aún, que su decisión de ordenar a los socialistas españoles que votaran en contra de la elección de Jean Claude Juncker como presidente de la Comisión, pese a ir en contra de un pacto por escrito, va en contra de él y, lo que es peor, también de los intereses españoles.

"Sólo puedo decir una cosa. He llegado a la reunión del PP europeo y allí lo que se dijo es que es muy poco serio lo que han hecho los socialistas españoles y también los de algún otro país", desveló Mariano Rajoy antes de participar en un nuevo Consejo Europeo centrado en el reparto de cargos. Algunos socialistas franceses se abstuvieron y los laboristas británicos también dieron la espalda a Juncker.

En el marco de la reunión del PPE -la mayoría de mandatarios de la Unión son de esta familia política- previa al Consejo, representantes de varios países -al menos cinco, entre ellos los importantes - lamentaron ante la delegación española el ‘no’ de Sánchez y advirtieron de que podría tener consecuencias. "Cuando hay pactos y acuerdos conviene cumplirlos porque se corre el riesgo de que no se te tome enserio", resumió el propio Rajoy, que en todo caso no mentó en ningún momento a Sánchez.

El encuentro popular sirve para que los líderes puedan despachar de forma distendida; sin los formalismos del Consejo propiamente dicho. Y fue entonces cuando varios homólogos transmitieron a Rajoy su queja por la actitud de los socialistas españoles, que luego él mismo desveló ante los medios. "Yo voy a votar a un socialista como Alto Representante de la Política Exterior Europea", insistió el presidente. Elena Valenciano ya se benefició del pacto roto por el nuevo líder socialista y ostenta un cargo en el Parlamento Europeo.

Para la diplomacia española, lo verdaderamente grave es que la decisión de Sánchez pudiera haber afectado al país como marca. "Es un error de bulto de un político de tercera", se quejaron desde el Ejecutivo. Si bien, Rajoy no criticó directamente a Sánchez, con quien se reunirá en las próximas semanas -en concreto, tras el congreso del PSOE en el que será ratificado como secretario general-.

Enfado también en el socialismo

Por su parte, desde el seno de su propia familia política -el socialismo europeo- también llegaron claros avisos de que el voto de los españoles no ha sentado bien en sus filas. Si ya en el pleno el presidente del grupo, Gianni Pitella, era de los más efusivos en ofrecerle a Juncker su "mano tendida", en la posterior rueda de prensa fue incluso más lejos al recordar, preguntado por la cuestión, que los "pactos están para cumplirlos". "No se nos puede recriminar nada: cuando damos nuestra palabra, la mantenemos", se defendió el italiano.

Aunque evitó pronunciarse sobre las delegaciones díscolas en particular, sí quiso defender el honor de su grupo y hasta sembrar la duda acerca de lo que verdaderamente habían votado los diputados de sus filas. "¿Usted estaba dentro de las urnas para ver lo que han votado?", espetó a un periodista a cuenta del voto secreto. Fuentes del PP aprovecharon esta brecha para deslizar el "bochorno" que sintió Ramón Jáuregui por la decisión de Sánchez hasta el punto de que, en privado, habría incluso pedido disculpas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation