Menú

Sánchez se compromete a asambleas anuales para "construir un nuevo PSOE"

"Para mí, no hay mayor honor que ser secretario general del PSOE". A Rubalcaba agradece haber sido "de lo mejor del socialismo en España".

33

Tal y como se esperaba, a las 18:30 se reanudó el plenario en el hotel Auditorium de Madrid donde Susana Díaz, presidenta del congreso extraordinario, leyó la única propuesta de la consulta a la militancia: "La comisión organizadora propone a Pedro Sánchez Castejón como secretario general del PSOE". Y tal y como se esperaba, la aclamación fue unánime y en pie de los 1.036 delegados y los 3.000 presentes en el auditorio. Nadie, también según lo esperado, intervino para manifestar su posición contraria.

Con una sonrisa comedida, y la mano en el corazón, subió el nuevo líder del PSOE al escenario con unas primeras palabras: "Gracias de corazón, compañeros y compañeras. Gracias Susana. Gracias querida Susana". Tras mencionar a quien le aupó al liderazgo del partido socialista agradeció a todos los compañeros que "Hoy estamos haciendo historia" al cambiar "de abajo a arriba el PSOE". "Para mí no, hay mayor honor que ser secretario general del PSOE", dijo Sánchez.

En apenas veinte minutos, Sánchez relató las líneas centrales para acometer la "construcción de un nuevo PSOE". Sacó pecho del legado de los 135 años de historia socialista del que dijo sentirse "depositario de un legado de coraje, de libertad, de pasión por la lucha de todos aquellos que me precedieron".

Reconoció por ello que "hoy no empieza todo, pero es verdad que empiezan muchas cosas. No esta todo por hacer, pero nos espera mucho trabajo por delante. No nos hemos quedado parados, pero hay que apretar el paso. Hay millones de personas que necesitan un PSOE renovado y en pie. Con esa convicción yo me presente a la secretaría general, porque cambiando el PSOE, empezamos a cambiar España y ya hemos dado el primero paso para cambiar EL PSOE y cambiar España".

Lo que hoy empieza para Pedro Sánchez es la construcción de "un PSOE con el mismo pulso de España, un PSOE moderno, transparente, abierto y participativo en una sociedad que ya no va a aceptar ningún tejemaneje ni ningún trapicheo".

Compromisos: asambleas

En este sentido, se comprometió a dos cosas. "Os propongo que hablemos de los problemas de los españoles y hablemos, lo justo, del partido socialista". Y segundo: "me comprometo ante vosotros a que seré un secretario general que estaré poco en Ferraz y mucho en los territorios con los militantes de base. Dije y me comprometí a que devolveríamos el protagonismo a los militantes de base, y dije que la Ejecutiva acudiría una vez al año en asambleas abiertas a rendir cuentas ante los militantes de base".

"Es lo que vamos a hacer: asambleas abiertas, rendición de cuentas ante el órgano soberano que son los militantes de base. Ese es el socialismo en el que yo creo". Mensaje que acompañó de un agradecimiento "a todas las mareas ciudadanas que inundan las calles por defender lo que construimos los socialistas".

Siguiendo la esencia del 'candidato en la carretera' que fue durante la campaña, el recién estrenado líder aseguró que su PSOE estará "más en la calle y menos en los despachos", y prometió haber entendido el mensaje que la militancia le ha mandado al primer secretario general del PSOE en ser elegido directamente por los afiliados de base:

"Nos han dicho que si escuchamos a la gente, la gente nos va a volver a escuchar. Nos han dicho que si el socialismo se asfixia es porque se encierra en cuatro paredes. Nos han dicho que no podremos cambiar España si la miramos desde una ventana. Voy a dedicar todos mis esfuerzos a devolver la esperanza a la sociedad española".

Mano dura con los corruptos

Confió Sánchez en que el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será "un presidente de un sólo mandato, un presidente de cuatro años", y se lamentó de que al PSOE "se nos pide mucho más que a otros partidos políticos. De nosotros lo que se espera es que seamos el partido de la honradez intransigente. Y os digo una cosa: a mí no me va a temblar el pulso en echar a ningún corrupto o corrupta del PSOE. Vamos a estar a la altura de esa exigencia".

Adiós a Rubalcaba

En el ecuador de su primer discurso como secretario general, Pedro Sánchez dirigió unas palabras a su ya antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien dijo: "Alfredo, yo creo que has hecho un gran servicio a este país en un momento muy complicado. Tu compromiso con este partido... tu formas parte de lo mejor del socialismo en España".

"Gracias por tu dedicación, por tu compromiso, porque gracias a tí se han liderado grandes transformaciones en este país. Siempre vas a encontrar en mi un compañero que va a necesitar tu consejo y tu aliento en los próximos años".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios