Menú

Alegato de Tomás Gómez contra la "utopía revolucionaria" de Podemos

Tomás Gómez ya identifica a Podemos como su rival político casi al mismo nivel que Ignacio González y les dedica una parte importante de su discurso.

0

El líder del PSOE en Madrid ha hecho este viernes su discurso más peculiar como jefe de la oposición en la Asamblea regional, ya que buena parte no parecía destinado a Ignacio González, ni al Partido Popular ni a ninguno de los presentes: sus alegatos contra la "utopía revolucionaria" parecían destinado a la fuerza política que le pisa los pies en las encuestas: el Podemos de Pablo Iglesias a los que, eso sí, en ningún momento ha citado por su nombre.

El discurso de Tomás Gómez ha sido su intervención en el debate sobre el estado de la región que se está desarrollando estos jueves y viernes en la Asamblea de Madrid. Una intervención en la que, por supuesto, ha criticado a Ignacio González pero que estaba trufada de referencias a la "utopía revolucionaria" o a "revolucionarios y anarquistas", en clara referencia a Podemos.

Así, por ejemplo, Gómez ha asegurado que en supuesto un enfrentamiento histórico entre "banqueros y trabajadores" los segundos "sólo han ganado cuando estaban liderados por partidos laboristas, socialistas y socialdemócratas", mientras que al contrario "nunca han ganado con revolucionarios y anarquistas que predican mucho pero no dan trigo".

En otro pasaje de su discurso Gómez aseguraba que desconfiaba "de los radicales y de los que hacen radicalismo con la patria", a los que ha llamado, en clara referencia a los casos de Pujol y Barcenas "falsos patriotas que al final tienen unos el dinero en Andorra y otros en Suiza".

Otra referencia que parecía claramente destinada a Pablo Iglesias y los suyos ha sido cuando el del PSM ha dicho que "siempre hay en España quien promete el paraíso, que será rápido e indoloro", un paraíso, además, que llega "con el esfuerzo de otros".

"No creo –ha apostillado Gómez- que sea eso lo que deba prometer un responsable político", por el contrario se ha mostrado partidario de hacer propuestas más cercanas, lo que en su opinión hacen los socialistas: "Nosotros no prometemos el paraíso, comprometemos medidas que mejoren la vida de la gente".

El pequeño paraíso de Tomás Gómez

Sin embargo, el socialista ha hecho una serie de propuestas o promesas que bien podrían considerarse un pequeño paraíso y que, desde luego, no parece sencillo financiar: un plan de empleo regional "de verdad, específico"; la contratación masiva de médicos y profesores; extender la educación gratuita a todos los niños entre 0 y 3 años; una decimoquinta paga para los pensionistas que compense su pérdida de poder adquisitivo; la extensión de la renta mínima de inserción; o la compensación del IVA Cultural "mediante un plan de ayudas".

Medidas todas que, sobre todo en conjunto, tendrían un alto coste que el propio Gómez ha reconocido: "Son políticas posibles que, a diferencia de la revolución, cuestan dinero", ha dicho en una nueva referencia a Podemos. El dinero, por cierto, lo obtendrá Tomás Gómez de una forma aparentemente sencilla: "Quitaremos los regalos fiscales a los ricos y eliminaremos la presión intolerable a los trabajadores y profesionales".

Por debajo "de la utopía revolucionaria"

Tomás Gómez ha cerrado su discurso con más y más claras referencias a Podemos, presumiendo de haber "estado en las calles, con las mareas" y asegurando que "toda esa energía social de cambio sólo se transforma en un cambio de verdad con la política democrática que se hace en los parlamentos".

Parlamentos en los que "hay un amplio espacio" para la acción política "por encima del cinismo y por debajo de la utopía revolucionaria".

En España

    0
    comentarios

    Servicios