Menú

Rajoy no prevé suspender la autonomía de Cataluña: Mas "cumplirá" la ley

La hipótesis del presidente es que todo quedará resuelto con los dos recursos. Cargos del PP vuelven a quejarse de que Margallo hable de Cataluña.

96

Mariano Rajoy no contempla que tenga que suspender la autonomía de Cataluña. En caso extremo, si no tuviera otra salida, en el Gobierno no descartan la posibilidad de que tuviera que utilizar esa herramienta que le otorga la Constitución. Pero ése no es el escenario vigente, se encargaron de remachar fuentes solventes. El presidente, reiteran, da por descontado por Artur Mas acabará cediendo una vez se pronuncie el Tribunal Constitucional.

El jefe del Ejecutivo se acoge a la promesa de Mas de que no cometerá ninguna ilegalidad. Tras la aprobación de la ley de consultas y la convocatoria del referéndum ilegal, el Gobierno presentará dos recursos -que ya están redactados- y el Alto Tribunal dará el alto a la Generalidad. Aún se debate si celebrar o no un Consejo de Ministros extraordinario. A renglón seguido, siempre según los cálculos de la Moncloa, Mas comparecerá para avisar de que "lo ha intentado, pero no le han dejado" y previsiblemente convocará elecciones anticipadas.

Esto no quita para que el Gobierno mantenga la máxima de que "cumplirá y hará cumplir la ley". Esto es, en caso de insumisión, se reserva el derecho de tomar cualquier medida que le otorgue la Carta Magna. Pero son "moderadamente optimistas" y creen que el 9 de noviembre -fecha fijada para la consulta- no habrá problemas reseñables.

Un diagnóstico, reproducido este martes por ministros y portavoces autorizados, que viene a poner en cuarentena el aviso hecho público en un desayuno informativo por José Manuel García Margallo, según el cual no se descarta la suspensión de autonomía. Sus palabras de inmediato generaron un auténtico polvorín político y mediático. Pasadas unas horas, el titular de Justicia insistía en el Congreso en que Rajoy responderá "con toda contundencia" al desafío separatista, aunque se mostraba "absolutamente seguro" de que Mas "no va a hacer nada que infrinja la legalidad".

En Moncloa no se dudó en matizar sus palabras y, principalmente, rebajar el tono: "Estamos en que se va a cumplir la ley", en palabras de un portavoz autorizado. Aunque se le ha preguntado en varias ocasiones, Rajoy nunca ha querido "adelantar acontecimientos" y jamás ha sugerido una hoja de ruta que vaya más allá de los recursos. "Todos los escenarios están previstos", recalca un ministro, pero "la hipótesis que manejamos es que Mas cumplirá su palabra".

Mientras, Margallo cosechó críticas no sólo de las formaciones secesionistas y la oposición. También en el Ejecutivo y el PP se deslizaron comentarios negativos. "No puede ser que rompa la estrategia que estábamos manteniendo, y que lo haya hecho con ese tono", en opinión de un asesor de la Moncloa. Por su parte, cada vez más diputados populares se preguntan "por qué el ministro de Exteriores se tiene que pronunciar sobre Cataluña". "Margallo está mejor calladito. Si Rajoy tiene pensado en suspender la autonomía, cosa que no creo en absoluto, quién lo tiene que anunciar es el propio Rajoy", analizó un diputado.

Existe el sector en el PP que opinó que tal vez haya sido una maniobra calculada: Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, más templados, tienden puentes mientras que Gallardón hacía de poli malo. Pero Moncloa quiso dejar claro que, a priori, ese escenario no se contempla. El viernes, sin ir más lejos, la vicepresidenta lanzó un mensaje muy claro a Mas: si cumple con la ley, habrá negociación y muchas de las peticiones hechas por escrito al presidente antes de verano podrían satisfacerse. Tanto, que Moncloa ya "trabaja" en las mismas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation