Menú

Fractura en el PP por el portazo a la reforma del aborto

En privado, algunos diputados del PP avisan de que "pasará factura" porque afecta a los principios. Hay quién no descarta renunciar al escaño.

100
En privado, algunos diputados del PP avisan de que "pasará factura" porque afecta a los principios. Hay quién no descarta renunciar al escaño.

Algunos diputados del PP aún se resistían a creer que el Gobierno acabaría por enterrar la reforma de la ley del aborto. Cuando la semana pasada Alberto Ruiz Gallardón defendía desde su escaño el proyecto, y más allá de los aplausos de rigor, unos pocos parlamentarios se acercaron a él para darle ánimos y pedirle que resistiera. Forman parte de la denominada familia católica del partido, y ahora se ven descolocados.

"Pasará factura. Estamos hablando de nuestros principios, que parece que ya no tenemos. Y todo por cálculo electoral. No engañan a nadie", en voz de un diputado del PP. Hubo quién suspiró aliviado -por ejemplo, en la dirección nacional- pero otros mostraron su estupor, e incluso hubo un dirigente que sugirió que estaba planteándose dejar el acta de parlamentario. "No soy el único, hay mucho enfado", según sus palabras.

Cada vez que se preguntaba a este colectivo, mostraba cierta esperanza: "ya verás como al final sale". Incluso cuando los medios de comunicación daban por hecho que el texto se guardaba en el cajón, se escuchaban voces augurando que al final la reforma saldría adelante. Pero, ahora, aseguran que tendrá consecuencias: "a mí me han preguntado mucho por este tema, mucho. Y todos me pedían que no nos achantáramos", según una diputada, en relación a las bases del partido.

La decisión y posterior dimisión de Gallardón rápidamente centraron todas las conversaciones. Quienes elogiaron al ministro destacaron su "coherencia". Mientras, Celia Villalobos criticaba: es "estúpido" que haya dimitido.

En Génova, además de respetar la decisión de Gallardón, admitieron que este "no" a la reforma tendrá consecuencias, pero esperan que sea menor a la decisión de continuar con con ella. Según Pedro Arriola, el sociólogo de cabecera de Rajoy, ésta era la decisión menos arriesgada. Discernían, siempre en privado, algunos diputados: "la calle se va a llenar de familias y vamos a tener que mirar para abajo con sonrojo". Hay quienes sugieren que participarán en las próximas manifestaciones, que ya se están preparando.

Esperanza Aguirre o Ignacio González se declararon públicamente en contra del aborto y cargos importantes como María Dolores de Cospedal, Ana Mato o Jorge Fernández Díaz protestaron contra la ley socialista.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation