Menú

La quinta rectificación de Pedro Sánchez: la intervención militar en Irak

En aras de la responsabilidad, el líder del PSOE da marcha atrás sobre su promesa: "cualquier cosa menos envío de tropas".

30

La primera vez fue con los pactos con Podemos, que primero negó y después, tras la crítica del PSOE andaluz por "anticiparse", matizó sin descartar esas alianzas post electorales. La segunda, los funerales de Estado para víctimas de violencia doméstica, que primero prometió en una iniciativa legislativa "en las próximas semanas" (anunció la portavoz de Igualdad, Carmen Montón), y cuyo efecto duró menos de 24 horas. Tiempo en el que se informó en una nota de prensa de la presencia futura del Gobierno de Sánchez en los "funerales" privados de las víctimas, que no "funerales de Estado".

Tercera: la supresión del ministerio de Defensa que, tras plantearla en el diario El Mundo, la negó Ferraz en otra nota de prensa que tuvo que explicar posteriormente el número dos, César Luena, con un respaldo cerrado a los Ejércitos. Y cuarta, las incompatibilidades de las actividades de los diputados y la imposibilidad de dar clases universitarias (como hacía Pedro Sánchez en la anterior legislatura).

En poco más de un mes el secretario general del PSOE, Pedro Sanchez, ha tropezado hasta en cinco ocasiones con la misma piedra: la rectificación. Por improvisaciones, ocurrencias o exceso de contundencia en cuestiones muy sensibles al debate interno, la dirección federal se ha visto obligada a explicar, matizar o corregir "lo que quería decir Pedro" hasta en cuatro veces, aunque en esta ocasión la 'autocorrección' no ha necesitado de ajenos. Se la ha hecho Pedro Sánchez a sí mismo.

Tras haber anunciado hace semanas que la posición del PSOE sobre la amenaza del Estado Islámico era "cualquier cosa, menos el envío de tropas" -dijo Sánchez en una entrevista a Antena 3-, el líder del PSOE compareció este lunes en rueda de prensa en Ferraz para anunciar que su partido apoyará al Gobierno en el envío de tropas a Irak para participar en tareas de adiestramiento del Ejército iraquí, como parte de la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico.

A sabiendas de la difícil venta que para el PSOE tiene apoyar el envío de tropas a Irak, Sanchez reconoció que "somos muy conscientes de los riesgos y dilemas que esta decisión implica, pero no podemos olvidar que nuestro bienestar y nuestra seguridad también depende de lo que ocurre en otras partes del mundo y en consecuencia consideramos que España no puede permanecer ajena a lo que está ocurriendo en Irak".

Por ello, insistió en que esta operación está "avalada por la legalidad internacional y que España no puede rehuir sus compromisos teniendo en cuenta que el EI es una amenaza a la seguridad global y por tanto a la española, que tiene que ser combatida con toda rotundidad y firmeza".

Enfado por la rectificación

Preguntado por Libertad Digital sobre si "siente que está rectificando", el líder del PSOE no ocultó su enfado al dirigirse a este diario: "¿usted cree que estoy rectificando? ... Yo no siento que esté rectificando sino que el PSOE está comprometido con la comunidad internacional… Me parece que eso nada tiene que ver con la rectificación. Si usted va por otro lado, yo lo respeto, pero eso no es rectificar… todo lo contrario".

Al ser replicado por este periódico recordando sus palabras en dos entrevistas en las que negó ante cualquier circunstancia el envío de tropas, Sánchez se molestó aún más: "usted léalo como quiera". Desde su equipo insisten con rotundidad en que "no es una rectificación del PSOE sino del Gobierno" y que los socialistas sólo actúan "con responsabilidad".

El propio dirigente socialista aseguró que "el PSOE ha dicho siempre lo mismo", que España "no podía permanecer al margen de esa coalición política internacional", que criticaron los "pasos tibios" que consideraba que estaba dando el Gobierno de Rajoy y que defendieron "no mirar para otro lado en algo que afecta a la seguridad global". Añadió que "probablemente, esta operación contra el EI no sería necesaria si no fuese por la desdichada guerra ilegal de Irak" en 2003.

Sin embargo, y más allá de los argumentos de Sánchez para apoyar responsablemente al Gobierno en un asunto de seguridad nacional e internacional, la decisión llega tras demasiados traspiés, marchas atrás y/o meteduras de pata como para no parecer -cuanto menos-, que el lider del PSOE vuelve a rectificar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation