Menú

La CUP niega que haya un "acuerdo bilateral" con Mas para el 9-N

En un comunicado aseguran que Mas ha aceptado ocho de sus once propuestas suyas.

LD/Agencias
0

La CUP ha informado este lunes de que no ha llegado a ningún "acuerdo bilateral" con CiU en relación con la consulta del 9N, sino que el Gobierno catalán ha aceptado ocho de las medidas que había planteado en el marco de una "propuesta coordinada y comunicada también con ERC y abierta a ICV".

Así ha reaccionado la CUP al anuncio del consejero de Presidencia, Francesc Homs, quien ha comparecido para anunciar que el Gobierno catalán tiene un "preacuerdo" con la CUP, de diez puntos, para desplegar el referéndum con el que se podía restituir la "unidad técnica" entre las fuerzas separatistas.

En un comunicado, la CUP ha explicado que de sus once propuestas para el 9N, el ejecutivo catalán ha aceptado "ocho de las condiciones propuestas, rechaza una y propone refundir dos". En todo caso, este partido ha subrayado que no se trata de "ningún acuerdo bilateral" con Mas sino de "una propuesta coordinada y comunicada también con ERC y abierta a ICV".

Asimismo, esta formación ha recalcado que "la izquierda independentista sigue defendiendo como única vía la desobediencia" en caso de que el Estado actúe contra el proceso participativo del 9N. En el comunicado, la CUP ha explicado que desde el pasado miércoles, a raíz de "una crisis provocada por la desconfianza y el exceso de tacticismo", la formación independentista ha trabajado para "reforzar las garantías del 9N". Y lo ha hecho a partir del documento que presentó en la reunión de fuerzas soberanistas en el Palau de Pedralbes con el objetivo de acercar también posiciones con ERC.

En este contexto, la CUP ha mantenido conversaciones multilaterales, "intensa y especialmente con ERC", a fin de blindar el 9N a partir de las 11 propuestas que ha planteado también al Govern.

Según la CUP, el ejecutivo de Artur Mas ha aceptado "plenamente" 8 propuestas suyas, ha rechazado una (la relativa a la creación de una conselleria de la Consulta) y ha propuesto refundir los dos últimos puntos.

Estos dos últimos son fundamentales para la CUP, dado que son las que bloquean la posibilidad, en caso de una "ofensiva" del Estado contra el derecho a decidir, de tomar decisiones unilaterales, y que quedan supeditadas, en estos momentos, al debate para buscar alternativas para seguir garantizando el 9N.

En todo caso, la CUP sigue manteniendo que la única vía, si se prohíbe el 9N, es la desobediencia, una palabra que no se incluye en los puntos del "preacuerdo" explicados por Homs.

En esta línea, la CUP ha insistido en que el 9N debe constituir "un desafío democrático, abierto y masivo a España, en virtud de la desobediencia contra cualquier imposición".

Sin entrar en el debate abierto sobre listas unitarias en unas elecciones plebiscitarias, la CUP se reafirma en hacer del 9N "un nuevo paso crucial y decisivo" al considerar que "la consulta es irreversible, imprescindible e irrenunciable".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation