Menú

Idilio político de Mas con los proetarras catalanes

El presidente de la Generalidad y el líder de las CUP se lanzan flores y reducen el protagonismo de Junqueras en el "proceso".

0
El presidente de la Generalidad y el líder de las CUP se lanzan flores y reducen el protagonismo de Junqueras en el "proceso".
El líder de las CUP, David Fernández, en una foto de archivo | EFE

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y el dirigente de las CUP (Candidaturas de Unidad Popular) David Fernàndez, no pueden ocultar su sintonía. Componen la "pareja" de moda de la política catalana, un tándem inesperado surgido al calor de las reuniones de los partidos del frente separatista. Ambos hablan maravillas uno del otro.

Fernàndez considera que Mas está volcado con la independencia, que sus posturas son sinceras y que las maniobras del president no son fruto del cálculo personal sino del compromiso con el proceso. Y Mas ha dado órdenes concretas para que las CUP tengan toda clase de facilidades en sus tareas parlamentarias y sean tratados como corresponde a unos socios de referencia en los medios de la Generalidad.

Fernàndez será el presidente de la comisión de investigación parlamentaria sobre el "fraude fiscal y la corrupción" en Cataluña entre otras razones porque se avino a seguir las directrices de CiU para que la comisión no aludiera al apellido Pujol. Mas confía en el "sentido de país" y "responsabilidad" de Fernàndez, que saltó a la fama en el resto de España cuando amenazó a Rodrigo Rato con una sandalia en una comisión similar a la que ahora se encargará de dirigir.

Las CUP son el referente proetarra en Cataluña. Fernàndez ha sido el introductor de los dirigentes abertzales en los ámbitos políticos y periodísticos catalanes y no oculta sus filias, hasta el punto de que en el último pleno aprovechó una alusión de Albert Rivera, que se quejaba de los escarnios en la puerta de su cada convocados por los "cupaires", para pedir la libertad de Arnaldo Otegi, de quien dijo que el Estado "lo tiene secuestrado".

Pese a todos estos antecedentes, Mas no oculta su idilio con Fernàndez, sino todo lo contrario. Eso le sirve, de paso, para reducir el protagonismo de Oriol Junqueras, el líder de ERC, en el proceso y garantizarse la etiqueta de "independentista" de verdad.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia