Menú

Soraya disfruta de línea directa con la dirección de 'El País'

Según ha podido saber Libertad Digital, Sáenz de Santamaría discute habitualmente con el director de El País asuntos editoriales.

44
Según ha podido saber Libertad Digital, Sáenz de Santamaría discute habitualmente con el director de El País asuntos editoriales.
Soraya Sáenz de Santamaría, con Cebrián y Antonio Caño en la presentación de El País.cat | EFE

La coincidencia entre los intereses de Soraya Sáenz de Santamaría y el diario El País son cada vez más evidentes. La encuesta del pasado domingo publicada por el diario de Prisa en la que Soraya obtenía mejor nota que Rajoy, o el editorial de este jueves donde se apunta claramente a la vicepresidenta como próxima candidata popular a La Moncloa, son sólo algunos de los ejemplos más cercanos en el tiempo. Pero hay otros, como ese editorial en el que El País trataba de defenestrar a la secular enemiga de Soraya dentro del partido, María Dolores de Cospedal o que la vicepresidenta se prestara a arropar a Cebrián en la puesta de largo de la edición en catalán del diario de Prisa, El País.cat.

Fuentes de toda solvencia aseguran a Libertad Digital que este paralelismo de intereses entre Caño y la vicepresidencia del Gobierno, entre Cebrián y Soraya Sánez de Santamaría no es fruto de la casualidad. Estas fuentes, del entorno de Moncloa, aseguran que las conversaciones entre el director de El País, su presidente y la vicepresidenta del Gobierno son cada vez más habituales y que no es raro que en las mismas se discutan asuntos informativos o editoriales de "el periódico global".

Sin ir más lejos, este viernes El País volvía a apuntar, sin nombrarla, a Soraya Sáenz de Santamaría como alternativa para suceder a Rajoy, a quien "el desgaste afecta seriamente", dice El País, que no duda en atacar con dureza al inquilino de La Moncloa. Es más, termina diciendo que si no cambia pronto de estrategia el PP, el peligro de la llegada de Podemos puede materializarse.

Hace años el diario El Mundo hacía un extenso retrato de Rubalcaba titulado "el genio tenebroso" y comparaba al entonces vicepresidente del Gobierno con el político francés Joseph Fouché. De Rubalcaba decía que mantenía una relación privilegiada con los periodistas de Prisa y que eran "legendarias" sus llamadas a la redacción pidiendo que se quitara algún titular o que se cambiara algún editorial. Hablaban incluso de que sus intervenciones se habían convertido en algo habitual que en la redacción se conocía como "el cierre Rubalcaba".

A Soraya Sáenz de Santamaría se la atribuyen otras hazañas periodísticas en Prisa, como lograr que El País eliminara de su edición digital una fotografía de las que se distribuyeron en la boda de la hija del presidente del Congreso Jesús Posada, donde salía especialmente desfavorecida.

Otros medios han destacado que la vicepresidenta habría recibido el mandato expreso del presidente Rajoy de controlar los medios de comunicación de cara a las cercanas citas electorales. Por lo que parece no ha perdido el tiempo. El cambio de dirección en el ente público Radio Televisión Española con José Antonio Sánchez como presidente, le granjea, al menos, tener a un hombre de confianza en TVE y con experiencia contrastada en los pasillos del ente público en la época de Urdaci.

Pero ha sido en la prensa escrita donde más éxitos ha cosechado Sáenz de Santamaría. En sólo dos meses el panorama mediático daba un vuelco de 180 grados con los cambios en las direcciones de El País, La Vanguardia y El Mundo. De éstos, el más sonado ha sido el de Pedro J. Ramírez, a quien destituyeron para darle el puesto a Casimiro García Abadillo. El propio Ramírez denunció que se trataba de una salida impuesta por sus informaciones sobre los problemas de la Casa Real (Urdangarin, Corina) y sus "cinco horas con Bárcenas".

En La Vanguardia, en diciembre de 2013 fue destituido su director durante 14 años José Antich para dar entrada a Màrius Carol, un periodista cercano a la Familia Real .

En cualquier caso, la relación de Soraya con El País es muy especial. El 18 de febrero de este año se hacía oficial el relevo de Javier Moreno, el hasta entonces director de la cabecera de Prisa, por Antonio Caño. La propia redacción de El País achacó el cambio a la creciente relación de Cebrián con Sáenz de Santamaría. Una relación que ha alumbrado el respaldo del gobierno en la presentación de El País.cat y a la que se atribuye la negociación con los acreedores que han permitieron al grupo mediático mantenerse a pesar de su millonaria deuda.

Como recordaba Carmelo Jordá en Libertad Digital, José Antich llevaba dirigiendo La Vanguardia casi catorce años, desde el 2000; Javier Moreno fue nombrado en El País en 2006, ocho años atrás; y Pedro J. Ramírez ha sido director de El Mundo más de 24 años. Los tres fueron destituidos en un lapso de dos meses.

Las mismas fuentes comentan que existe un alto grado de satisfacción en la vicepresidencia del Gobierno por esta fluida relación con El País. Soraya estaría encantada de ver cómo aquel medio de comunicación, que hasta hace unos meses era el azote del PP, se convierte en un dócil mensajero de las bondades de un Gobierno en el que Soraya cada vez gana más y más peso.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios