Menú

Pedro Sánchez no pone la mano en el fuego por Chaves y Griñán

El líder del PSOE defiende la presunción de inocencia, el trabajo de la justicia pero evita decir si serán expulsados si son imputados.

32

No hay criterio fijado en el PSOE sobre cuáles serán las medidas que se adoptarán en la dirección federal en el caso de los dos ex presidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, sean imputados en la trama de los ERE fraudulentos. El criterio fijado en el código ético socialista habla de expulsión en el momento de apertura de juicio oral en cualquier caso de corrupción, pero nuevamente Susana Díaz vuelve a ser la que lleva la voz cantante.

Hace exactamente una semana Susana Díaz defendió la expulsión en el momento de la imputación y el caso de Griñán y Chaves, dos ex presidentes del PSOE, supondrían un golpe demasiado duro para la clase veterana del partido socialista. De ahí que la dirección evite mojarse... de momento.

Preguntado hasta en cuatro ocasiones por si comparte el criterio de la baronesa socialista, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, abogó por "respetar la presunción de inocencia", "dejar que la Justicia actúe", y "esperar a que Chaves y Griñán comparezcan para poder aportar su opinión y versión de los hechos".

Reiterada la cuestión, Sánchez defendió su código ético y dejó caer que la dirección ni puede ni mirará para otro lado en lo que es el principal caso de corrupción que afecta a sus fijas. "Siempre vamos a ser implacables contra cualquier caso de corrupción que haya. Tiempo habrá de tomar decisiones políticas, si es que viene al caso(...). El PSOE tomará sus decisiones políticas que ustedes saben, porque nos hemos caracterizado por ello, que son contundentes".

Preguntado por si pone "la mano en el fuego" por ambos ex presidentes, Sánchez esbozó una sonrisa y contestó diciendo: "Yo pongo la mano en el fuego por la presunción de inocencia de todas las personas que puedan estar implicadas en investigaciones judiciales. El PSOE si está del lado de alguien es del correcto y buen funcionamiento de los dineros públicos que son de todos".

Defendió que en el actual momento procesal "no se ha pedido suplicatorio alguno", por lo que "no están imputados" y, preguntado por LD si Susana Díaz no está respetando la presunción de inocencia al pedir la expulsión de los imputados, contestó: "No ponga en mi boca eso ni tampoco lo de la presidenta de la Junta de Andalucía. La presidenta de la Junta de Andalucía cuenta con todo mi apoyo y lo que está haciendo es actuar con contundencia y también respetando el principio de presunción de inocencia".

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el portavoz parlamentario del PP-A, Carlos Rojas, se han acusado este jueves mutuamente de "no limpiar" sus "casas", en alusión a sus partidos, de la corrupción política, aunque han discrepado sobre si los ciudadanos desean un pacto entre ambos partidos.

En respuesta a una pregunta en el pleno del Parlamento andaluz, Díaz ha rechazado un pacto con el PP contra la corrupción política y ha alegado que "los ciudadanos están hasta las narices de la corrupción, de los políticos y de los pactos".

Ha recordado que hace aproximadamente un año propuso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un pacto contra la corrupción entre todas las administraciones, al que no ha respondido, y catorce meses después "España está mucho peor que entonces", aunque le ha aconsejado: "Limpien su casa como yo limpio la mía si quieren de verdad combatir la corrupción".

"Los ciudadanos no están hasta las narices de pactos y quieren que estemos unidos", ha replicado el portavoz del PP, quien ha admitido que "sí están hasta las narices de la corrupción" y de que Díaz "ataque a la Justicia y de que no asuman responsabilidad por el dinero defraudo en los ERE".

La presidenta andaluza ha incidido en que los ciudadanos están "hartos de palabras y de pactos y quieren acciones", y ha reafirmado su compromiso contra la corrupción y con "dar la cara en el Parlamento y no salir detrás de un plasma", en alusión a Mariano Rajoy en el caso de los papeles de Bárcenas.

En este sentido, el portavoz del PP le ha replicado que Rajoy contestó a esa oferta de pacto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, porque Díaz "no es la interlocutora". "Le gustaría serlo pero no lo es; es su drama, porque está deseando llegar a Madrid y quitar la silla a Pedro Sánchez", ha agregado.

La presidenta ha rechazado la oferta del pacto contra la corrupción que le ha formulado el PP y le ha pedido que apoye a la Junta en su petición de un plan de empleo al Gobierno español y también en su demanda ante la UE de un plan de empleo especial para las regiones del sur del continente.

"No podemos ser la mano de obra barata del norte de Europa", ha afirmado Díaz para sustentar su propuesta a la UE de un plan de empleo y ha alegado que, igual que hay recursos comunitarios para paliar el veto ruso o las crisis alimentarias, tendría que haberlos para combatir el paro.

La "honestidad" de Chaves y Griñán

Susana Díaz ha reafirmado su confianza en la "honestidad y honradez" de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, al tiempo que ha reiterado que si se imputa algún delito a un aforado, "será la primera en pedirles que abandonen el escaño".

Díaz ha hecho estas declaraciones a los periodistas en el Parlamento andaluz tras conocerse hoy que el Tribunal Supremo se hará cargo de la parte del sumario de los ERE en Andalucía que afecta a cinco aforados, entre ellos los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

La presidenta ha afirmado que Chaves y Griñán han comunicado que irán voluntariamente a declarar porque "no tienen nada que ocultar ni que temer" y ha defendido su derecho a explicar ante el Supremo lo que quieran aclarar.

No obstante, ha reiterado su posición de que "si hay indicios de delito y se puede imputar un delito a algún aforado del PSOE seré la primera en pedirles que abandonen el escaño".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios