Menú

Barones plantean a Rajoy que tendrá que pactar con Pedro Sánchez tras las generales

Feijóo pide decidirlo tras las generales pero "la miopía no puede cegar a algunos". Felipe González, con quién se vio Rajoy, también está a favor.

168
Feijóo pide decidirlo tras las generales pero "la miopía no puede cegar a algunos". Felipe González, con quién se vio Rajoy, también está a favor.
Feijóo y Rajoy, despachando en el palacio de la Moncloa | D. Crespo (Archivo)

Es una hipótesis de las varias en las que se trabaja. Pero la opción de una gran coalición entre populares y socialistas va ganando fuerza y tiene ya importantes adeptos en la formación hoy en el gobierno. "No se debe hablar de ello antes de las elecciones generales, pero en ningún caso se puede descartar", en voz de un interlocutor directo del presidente, que confiesa que el efecto Podemos está influyendo, y mucho. Oficialmente, eso sí, no se contempla.

En privado, está encima de la mesa aunque todavía "quede bastante". La horquilla parlamentaria dibujada por el último CIS no ha hecho sino alimentar esta posibilidad. "Pero hoy por hoy no habrá debate público", recalcan desde la dirección nacional, donde explican que "con un PSOE muy débil, incluso como tercera fuerza" habría que sentarse a negociar llegado el caso.

Mariano Rajoy ha hablado de ello con destacados del PP. Incluso con históricos dirigentes socialistas que defienden esta posibilidad. El presidente se define como hombre de Estado e, interpretan, si no le queda otra salida escrutará esta vía. Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, con los que se vio recientemente, se muestran a favor y –llegado el caso- incluso se implicarían, según sus oyentes populares.

Se da la circunstancia de que aquellos que más claramente defiende un posible pacto son tachados de históricos en sus respectivos partidos. "Nunca se puede decir no a un Gobierno PP-PSOE", en opinión del riojano Pedro Sanz, decano de los líderes regionales. Alberto Núñez Feijóo, al que se le cataloga como el barón con más peso en el PP, se sumó a esta tesis recientemente: "lo tenemos que decidir después de las elecciones. Los ciudadanos quieren respuestas, que salgamos de la crisis y consolidar un escenario de recuperación. Para eso, toda las manos son necesarias y la miopía no puede cegar a algunos", dijo el gallego en una entrevista en El Mundo. Ramón Luis Valcárcel, otro veterano hoy en Bruselas, también se pronunció en términos parecidos.

El escenario es factible, interpretan destacados dirigentes del PP consultados por este diario, porque a día de hoy nadie prevé que Rajoy pueda lograr una mayoría tan holgada como la vigente. Y, pese a los choques que haya tenido con Pedro Sánchez, el jefe del Ejecutivo considera al líder de la oposición como una "persona cabal" con la que se puede hablar sin estridencias. ¿Podrían llegar a una coalición estable? "Es ciencia ficción plantear esto cuando queda tanto", se responde oficialmente. En el Grupo Popular también están quienes advierten de que "el PSOE, en política, no siempre hace lo razonable", en alusión a una posible alianza con Podemos.

La reforma de la Constitución

Sea como fuere, y con la gran coalición como telón de fondo, cada vez son más los cargos del PP proclives a abrir el melón de la reforma de la Constitución. "Sería un elemento perfecto para negociar con Sánchez en el nuevo contexto", contempla un importante líder autonómico en conversación informal. Eso sí, tras las generales, según coincide la mayoría. Prácticamente todas las fuentes consultadas apuntan a que Rajoy ya no hará nada en este sentido hasta después de las urnas.

"Ahora mismo, ya es muy difícil", contestan en Génova, no sin recordar que en enero arranca "en la práctica" la precampaña. Será en la próxima legislatura cuando se podrían abordar los cambios; como también el nuevo modelo fiscal, que sigue pendiente. Rajoy nunca se ha opuesto a reformar la Carta Magna -pide, eso sí, concreción sobre qué se le propone- y en sus encuentros discretos son varias las voces -también de importantes empresarios- que le instan a sondear esta posibilidad. Él, como siempre, escucha con atención pero no desvela su hoja de ruta.

"Pretender cambios tan importantes a estas alturas es muy difícil. Hay que tener en cuenta muchos equilibrios porque las elecciones están a la vuelta de la esquina y hay muchos nervios", es el sentir general -en voz de un destacado del PP-. Pero, tras el maratón electoral, el contexto cambia. "Si una alianza con el PSOE es lo mejor, Mariano trabajará por ello", reiteran las fuentes consultadas. Eso sí, de ello no se dirá nada -incluso se negará hasta la saciedad por ambas partes- hasta el escrutinio de votos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation